En algunos momentos, las lágrimas pueden ser una gran molestia, queremos borrarlas de nuestros ojos y que nadie las vea. Pero la realidad es que las lágrimas cumplen grandes funciones en nuestro cuerpo, nos ayudan de distintas formas. Si pudiéramos dividir las utilidades de las lágrimas en dos grupos serían: emocional y funcional.

La primera, la emocional, es de gran importancia para el cuerpo, pero no para los ojos en específico. Llorar nos ayuda a liberar la carga emocional que hemos estado guardando, nos permite tranquilizarnos. De hecho, muchas veces después de llorar, las cosas se pueden ver más claras. Así que una gran función de las lágrimas es desahogarnos.

Por el lado del funcional, las lágrimas son las encargadas de proteger a los ojos en diversas situaciones. En primer lugar, son las encargadas de limpiar la capa externa de los ojos, la cornea. También se encarga de evitar que ésta se seque, ya que si sucede, podemos tener problemas de agudeza visual.

También sirven para proteger los ojos de infecciones, ya que las lágrimas son una solución salina que contiene elementos antibacteriales y proteínas. Otra de sus funciones es que son una muestra de dolor físico que se tiene, una manera del cuerpo de poder expresarse.

En el extremo interno del ojo, cerca de la nariz, tenemos los lagrimales. Al acabar de llorar, ellos son los encargados de eliminar el líquido proveniente de las lágrimas que se quedó en los ojos.

Llorar no tiene nada de malo, no importa si eres hombre o mujer, las lágrimas tienen grandes funciones en nuestro cuerpo, que no debemos de dejar de lado por un estigma social. Así que si necesitas llorar, simplemente hazlo.

Fuente: MejoraTuVista.com

Comentarios

comentarios