Una conserva es un procedimiento que consiste en envasar un producto en un recipiente hermético el cual, posteriormente, se somete a un tratamiento térmico. De esta manera se obtiene un producto de larga duración que no necesita de refrigeración.

El proceso detrás de las conservas de pescado no es nada sencillo, ya que requiere de normas muy estrictas de seguridad y de calidad a la hora de su comercialización. Existen tres normas que deben tenerse en cuenta en la elaboración de estas conservas.

  • El envase no debe tener ningún rasguño ni defecto y debe cerrar perfectamente para evitar problemas en el proceso de esterilización, manipulación, transporte y almacenamiento. Sólo así se evita la contaminación de la conserva.
  • El producto debe someterse a altas temperaturas con el fin de eliminar microorganismos y bloquear que enzimas nocivas se activen.
  • La higiene durante y después del proceso de elaboración es obligatoria. Se debe limpiar con agua clorada el envase antes y después del envasado y del tratamiento térmico. Además, la maquinaria debe estar en perfecto estado o el producto puede resultar defectuoso.

La importancia del pescado

El pescado es una fuente de calcio, proteína, ácidos grasos omega 3, vitaminas y minerales. Su consumo se recomienda para todas las edades entre 3 y 5 veces a la semana. Es un alimento que se presta para la preparación de innumerables recetas. Sin embargo, muchas veces no tenemos tiempo de ir a la pescadería ni mucho menos preparar el pescado.

Así que optamos por lo más rápido y práctico: las conservas de pescado. Aunque muchos no lo crean, las conservas son seguras y juegan un rol súper importante en una dieta saludable. Además es una manera rápida y efectiva de introducir el pescado en la alimentación de la familia.

Las mejores conservas de pescado

Al momento de elegir las conservas de pescado, nos encontramos frente a muchas opciones. Algunas pueden estar en aceite de oliva, en aceite vegetal, al natural, en salsa de tomate o en incluso en salsa picante.

Pero, ¿cuáles son las que debes elegir? ¡Toma nota de las conservas que puedes elegir!

  1. Conservas de atún

El atún es uno de los pescados más valiosos del mercado. Es uno de los mejores sustitutos de las carnes rojas por su sabor, disponibilidad y componentes saludables. Mejora la circulación de la sangre y el equilibrio de los fluidos corporales, además ayuda en la pérdida de peso.

Viene en variedad de precios, presentaciones y texturas. Si te gusta que tu plato esté bonito entonces elige las de mayor precio.

  1. Conservas de sardinas y anchoas del Cantábrico

La sardina es una fuente de omega 3 que contribuye en la disminución de colesterol y de triglicéridos. Aumenta también la fluidez en la sangre y evita las enfermedades cardiovasculares. Las sardinas en conserva aportan una cantidad importante de calcio debido a que se consume con las espinas. Cada 100 g aporta 314 miligramos.

Por otro lado, las anchoas del Cantábrico vienen en semiconservas, esto quiere decir que aunque vengan envasadas, necesitan de refrigeración. Las anchoas aportan proteínas de alto valor biológico, ácidos grasos omega 3 y contiene vitaminas A, D, E y K. También contiene minerales como el potasio, hierro, sodio, magnesio, fósforo y calcio.

  1. Conservas de mariscos

Entre los mariscos tenemos los mejillones, las almejas, los berberechos, los chipirones, entre otros. Estos contienen proteínas de alta calidad y todos los aminoácidos esenciales. Su contenido graso es tan bajo que ni siquiera llegan al 2%.

Respecto a las vitaminas, destaca la vitamina A, E y del complejo B. Y entre los minerales, potasio, hierro, sodio, yodo y magnesio. Es ideal para las embarazadas y para prevenir la anemia.

  1. Conservas de pulpo

Las conservas de pulpo tienen un alto valor proteico semejante a la carne de ternera. Es poco calórico, por lo que su contenido en grasas y colesterol es bastante bajo. Contiene vitamina A y mantiene el revestimiento de todos los tejidos del cuerpo humano.

Es fuente de minerales importantes como yodo, calcio y hierro. Y contiene taurina, un aminoácido muy beneficioso para la salud.

Aunque la ingesta de conservas de pescado es beneficiosa. Es importante consumirlas de manera moderada, debido a las cantidades de sal producto de los aditivos conservantes. Se recomienda también no centrar el consumo en peces grandes como el atún ya que acumulan mucho mercurio y plomo.

Comentarios

comentarios