La atención que ponemos al cuidado de nuestra salud dental muchas veces suele pasar a segundo plano; según cifras de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), el mexicano promedio gasta $1,080 pesos al mes en su salud, lo que indica que México es uno de los países que menos invierte en salud, cuatro veces menos a la media global que es de $210 dólares ($4,003 pesos).

En México, la cultura de prevención dental es de las más bajas considerando que las personas asisten al dentista una vez cada ocho años aproximadamente, mientras que en países como Estados Unidos (EE. UU.) las visitas se realizan en promedio cada año y medio. El evitar acudir a revisiones de manera regular ha provocado que 8 de cada 10 mexicanos padezcan algún tipo de enfermedad bucal, de las cuales el 85% corresponde a sarro o caries y el 90% son problemas en las encías.

Para los mexicanos que visitan al dentista una vez cada ocho años, es muy probable que requieran un tratamiento complejo e invasivo, lo que resulta más costoso en un 80% de los casos. Por ejemplo, el precio promedio de una consulta y limpieza dental es de $700 pesos; si lo hiciéramos cada año el gasto acumulado en 8 años sería de $5,600.

Por otro lado, el costo promedio de una caries no atendida podría alcanzar hasta $30,000 por diente afectado ya que es altamente probable que requiera de un tratamiento de raíces (endodoncia), una prótesis fija o removible e incluso un implante dental; un gasto hasta ocho veces más costoso comparado con una atención preventiva.

De acuerdo a un estudio elaborado por el Área de Investigación y Bienestar de dentalia®, las principales razones por las cuales los mexicanos no asisten al dentista son:

  • 45%, considera demasiado costoso el gasto de salud bucal.
  • 25%, desconoce que tiene que visitar al dentista para revisión preventiva.
  • 13%, tiene miedo a asistir a una consulta dental y/o recibir algún tipo de intervención
  • 11%, piensa que es una acción innecesaria
  • 6%, no cuenta con un consultorio cercano a su ubicación

¿Cómo ahorrar invirtiendo en tu salud bucal?

El cuidado bucal, más que un gasto es una inversión para tu futuro. Una dentadura completamente sana en un adulto tiene 32 dientes, sin embargo, datos que reporta el SIVEPAB en su estudio de Patologías bucales 2015 indica que en la población los adultos a partir de 50 años, han perdido 4 piezas dentales y al llegar a los 80 años se han quedado prácticamente con la mitad de sus dientes; en este punto, comer se ha vuelto un gran problema.

Numerosos estudios han demostrado que una buena higiene dental te ayudará a elevar tu salud general, tu bienestar personal y hasta tu productividad en tu trabajo se verá impactada positivamente al evitar el ausentismo laboral.

Para lograrlo con éxito te presentamos las principales formas para mejorar tu salud dental y disminuir costos:

  • Mantén una correcta higiene bucal, cepillando 3 veces al día tus dientes, usando hilo dental y visitando con regularidad a tu dentista. Al tener buenos hábitos de salud bucal, evitarás enfermedades que pueden representarte gastos no planeados y que quizá te obliguen a faltar a tu trabajo, afectando tu productividad y tu bolsillo.

Las atenciones por temas dentales, son la 4ta razón de consulta en los centros de salud en México según datos de la Evaluación de Unidades de atención de primer nivel 2008 mismas que no justifican una incapacidad.

  • Cambia tu cepillo dental por los menos una vez cada 3 meses, se ha demostrado que después de este lapso de tiempo, un cepillo tiene menor efectividad para remover la placa de los dientes y de las encías. De acuerdo a un estudio elaborado por el Área de Investigación y Bienestar de dentalia®, en promedio un mexicano consume 3 pastas de dientes y 1 cepillo dental al año, el índice más bajo del continente.
  • En tu empleo, consulta si cuentas con un seguro de gastos médicos que incluya un beneficio dental, en caso de tenerlo haz uso de él para aprovechar los descuentos y sus beneficios.

Existen planes dentales que consisten en brindar servicios de calidad con diferentes niveles de descuento para que las personas acudan al dentista a atenderse.

Dentalia® es actualmente el proveedor con mayor crecimiento y participación en la prestación de este servicio.

Para acceder a un plan dental con dentalia®, es necesario que la empresa donde se labora otorgue este beneficio a sus empleados o bien, a través de las mejores aseguradoras que en congruencia con su preocupación por el bienestar de sus asegurados, agregan este beneficio a sus pólizas de gastos médicos.

Comentarios