Los niños pequeños descubren su entorno y se familiarizan con el medio ambiente a través de la estimulación, fundamental para un desarrollo sano.

Realizar actividades que los estimulen, como juegos, o llevarlos al parque, al zoológico, al acuario o a la librería, los ayuda a entender mejor el mundo que los rodea, se divierten, aprenden y al mismo tiempo desarrollan todo su potencial.

Te damos algunos tips de espacios cotidianos al aire libre que propician la estimulación.

-Cuando salgas al aire libre, no es necesario que vayas a algún parque, simplemente hazle notar el pasto, la textura de las plantas, de las flores, su aroma, el movimiento de las nubes, que sienta los rayos del sol; enseñarlo a apreciar la belleza de la naturaleza lo formará como una persona respetuosa del medio ambiente.

-En el zoológico, primero muéstrale los animales en algún libro o en la televisión, para que cuando los vea, los distinga y entienda la diferencia con la realidad, lo mismo en el acuario.

-Hoy en día existen infinidad de lugares en donde los niños se pueden divertir y aprender, aprovéchalos, pero toma en cuenta sus gustos e intereses y lo mejor, gastarás muy poco.

-No olvides que el juego es indispensable y la socialización con otros niños, fundamental.

 

Comentarios

comentarios