No importa si eres hombre o mujer, las pestañas y las cejas te ayudan a verte mejor. De hecho, es muy común modificar estas zonas del cuerpo para aumentar el atractivo. Pero la parte estética no es la única función que tienen, también ayudan y protegen a nuestro cuerpo, específicamente a nuestros ojos.

Pestañas

La principal función de las pestañas es proteger al ojo para que impurezas externas no pueda entrar. Su forma y localización impiden el paso de objetos y bacterias, lo que mantiene a nuestros ojos sanos.

Podríamos decir que las pestañas son los escudos que impiden que objetos extraños dañen el globo ocular. Aparte, impiden que polvo, arena, cristal y otros materiales nos lastimen.

Su otra función es filtrar la luz del sol, para que ésta no pueda afectarnos e irritar los ojos, ya que éstos son bastante sensibles.

Cejas

Las cejas también sirven para proteger a los ojos, pero de una manera distinta. Éstas evitan que el sudor o la lluvia que está en el rostro caiga en los ojos. El sudor tiene varias sales que pueden irritar a los ojos, las pestañas impiden que esto pase. De hecho, las cejas desvían los líquidos a los lados de la cara.

Aparte, apoyan a las pestañas protegiendo a los ojos de elementos externos para que así no puedan llegar a los ojos.

Así que para tener unos ojos sanos, es muy importante cuidar nuestras cejas y pestañas, recuerda no abusar de la depilación o el maquillaje en esta zona, que las puedes dañar.

Fuente: Centro Panamericano de Ojos

Comentarios

comentarios