El monóxido de carbono, mejor conocido como gas, es utilizado en los hogares de todo el mundo, se utiliza para varias actividades, desde cocinar, hasta calentar el agua. Este elemento es de mucha ayuda, pero si no se hace un buen uso, también puede ser mortal.

La intoxicación por gas es una causa de muerte común, ya que al no tener olor, la gente no se está dando cuenta que lo está inhalando. Es importante tener cuidado en el manejo del gas, así como saber los síntomas para poder contrarrestarlo.

Los síntomas varían dependiendo de la persona, pero son más evidentes y más perjudiciales en ancianos, bebés y niños pequeños, personas con enfermedades cardiacas y pulmonares y fumadores.

  • Coma
  • Confusión
  • Convulsiones
  • Debilidad muscular
  • Desmayo
  • Deterioro del juicio
  • Dolor de pecho
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga
  • Hiperactividad
  • Irritabilidad
  • Latidos cardíacos anormales o rápidos
  • Malestar y debilidad general
  • Mareo
  • Náuseas y vómito
  • Pérdida del conocimiento
  • Presión arterial baja
  • Problemas respiratorios, ausencia de la respiración, dificultad respiratoria o respiración rápida
  • Shock
  • Somnolencia

Los animales también pueden sufrir intoxicación por monóxido de carbono, si tienes una mascota puede mostrar síntomas como debilidad o falta de respuesta. Ellos se enferman antes que los humanos, al ver así a un animal, es momento de actuar para salvarlo y evitar enfermar.

Es importante que si una persona muestra los síntomas mencionados, lo lleven al exterior y vayan con un médico.

Una forma de prevenir la intoxicación es poniendo detectores de monóxidos de carbono donde se encuentran los aparatos que lo contienen, de esta forma, si existe una fuga, avisará.

Esto puede llegar a ser bastante grave, pero se puede prevenir con un buen cuidado y estando alerta a los síntomas, evitemos que haya más muertes por esta razón.

Fuente: MedlinePlus

Comentarios

comentarios