Muchas mujeres se esperan para a que pase el fin de semana para que comiencen su dieta. La empresa británica Tesco Diets demostró en una investigación que las personas que elegían el día lunes para comenzar una dieta perdían mayor peso en comparación con aquellos que deciden comenzarla otro día de la semana.

Los expertos indican que las personas que comienzan una dieta el día martes son más propensas a abandonarla en menos de una semana, de hecho llegan a ganar más peso del que tenían cuando empezaron a hacer la dieta.

Según los especialistas, estadísticamente las personas que cambian de hábitos alimenticios en lunes, llegan a perder hasta cuatro kilos en tres semanas. Sin embargo el domingo también es un buen día para empezar una dieta, ya que hay mayor constancia, menor rebote y existe la capacidad de mantener la pérdida de peso a largo plazo en 88 por ciento de los casos.

Los expertos afirman que no es fácil cambiar de hábitos alimenticios, pero las personas se sienten más motivadas si empiezan la semana haciendo la dieta.

Comentarios

comentarios