Los medicamentos con ibuprofeno, que se venden sin receta, incrementan en un 31% el riesgo de sufrir un paro cardiaco, según un análisis publicado en la revista European Heart Journal. Además, iUndica que otros fármacos del mismo tiempo, antiinflamatorios no esteroideos (AINE), presentan un riesgo incluso superior.

 

El estudio realizado desde el Hospital Universitario Gentofte de Copenhage, Dinamarca, reveló que el naproxeno es el AINE más seguro, y se podrían tomar hasta 500 miligramos al día. El diclofenaco es el más peligroso y se debería evitar su consumo ya que hay otros fármacos con efectos similares más seguros.

 

Para realizar este estudio, los científicos identificaron todos los paros cardiacos registrados en Dinamarca entre 2001 y 2010, junto a la información sobre las prescripciones de estos medicamentos desde 1995. En el tiempo estudiado, 28 mil 947 habían tenido un paro cardiaco fuera de un hospital. De ellos, 3 mil 376 habían tomado AINEs hasta 30 días antes del ingreso.

 

El ibuprofeno y el diclofenaco fueron los dos medicamentos más utilizados, cubriendo respectivamente el 51% y el 22% del uso total. Respecto al incremento del riesgo de paro cardiaco, el ibuprofeno fue responsable de un 31% y el diclofenaco del 50%. Las edades de las personas que sufrieron estos problemas de salud iban de los 58,7 años a los 78,5.

 

Los autores plantean que los efectos se pueden deber a la agregación de plaquetas que provocan coágulos, hacen que las arterias se estrechan, se incrementa la retención de líquidos y sube la presión sanguínea, por lo que se recomienda que la venta de estos medicamentos sea controlada.

Con información de El País.

Comentarios

comentarios