El primero de diciembre se conmemora el Día Mundial de Lucha Contra el Sida. Este día es para que la gente tome conciencia sobre esta enfermedad y así lograr detener esta epidemia.

El primer caso de VIH se descubrió en diciembre de 1981, desde ese momento la epidemia ha ido creciendo alrededor de todo el mundo. El gran problema de esta enfermedad es la poca concientización que las sociedades tienen al respecto. Es importante que se informe adecuadamente sobre la relevancia de esta enfermedad, así como sus causas y consecuencias.

El detener esta epidemia puede estar en tus manos, por lo que queremos recomendar algunas maneras para prevenir enfermedades de transmisión sexual, entre ellas el VIH/SIDA:

  1. Utiliza correctamente el condón en cada relación sexual.
  2. Procura mantener un solo compañero o compañera sexual, es importante considerar su vida sexual pasada.
  3. Junto con tu pareja realízate la prueba ELISA (prueba que detecta si hay presencia del VIH en el organismo).
  4. Infórmate sobre todas las ETS, en específico de la infección VIH y la enfermedad SIDA.
  5. En cualquier procedimiento es importante que tanto las jeringas como las agujas sean desechables.
  6. En caso de requerir transfusión de sangre, recuerda verificar que el banco de sangre sea certificado.

Recuerda que el VIH/SIDA se transmite por medio de un intercambio de fluidos, por lo cual puedes convivir con alguien que tenga esta enfermedad de manera normal.

Evita discriminar a las personas que están contagiadas pues así como tú, ellos también tienen derechos:

  • No ser discriminados
  • Recibir atención médica, recibir tratamientos y acceder a hospitales.
  • No se les debe exigir la prueba del VIH para ser contratados en una empresa.
  • No ser rechazados de lugares, trabajos o instituciones educativas.
  • Recibir licencias y permisos para tener acceso a tratamientos médicos.

Que no se te olvide siempre acudir a tu médico para cualquier duda o aclaración sobre este tema. Recuerda que el único método 100% contra embarazos y ETS es la abstinencia.

Fuente: profamilia

Comentarios

comentarios