Hábitos que dañan la piel

Día a día realizamos diferentes acciones cotidianas que dañan la piel. No importa la cantidad de tratamientos y cremas que te pongas, tu piel no mejorará si no cambias ciertas costumbres.

A continuación, te decimos cuáles son los hábitos que dañan la piel.

  • Café

La cafeína puede ser causante de arrugas prematuras en la piel y de la resequedad. Para que el efecto de ésta no sea tan fuerte, se recomienda tomar mucha agua.

  • Dejar de comer

Si acostumbras saltarte las comidas, es muy probable que la piel se vea afectada. Es bueno consumir naranja y aguacate, ya que son alimentos que contienen vitaminas que benefician a la piel.

  • Agua caliente

Pasar mucho tiempo en agua caliente, ocasiona resequedad en la epidermis, la capa superior.

  • Falta de agua

El agua es un líquido que otorga incontables beneficios a la piel.

  • Lentes sucios

Los lentes recolectan una enorme cantidad de bacterias durante el día, éstas pueden pasarse a tu cara.

  • Sodio

El sodio causa deshidratación. Por lo tanto, evita o reduce el consumo de sal y utiliza una crema hidratante.

  • Almohada sucia

Es fundamental cambiar la funda de tu almohada al menos una vez a la semana, ya que durante la noche se va quedando con deshechos que pueden afectar la piel de tu cara.

  • Estrés

Es imposible escapar del estrés, pero éste provoca imperfecciones en la cara.

  • Azúcar extra

Consumir azúcar en exceso puede disminuir la producción de colágeno.

  • Falta de ejercicio

Al activarte, la sangre fluye mejor y permite que las toxinas sean liberadas para que las células de la piel se regeneren fácilmente.

  • Fumador pasivo

Aunque no fumes, el humo del cigarro de otras personas afecta a la piel, provocando arrugas prematuras.

  • Maquillaje

Si aplicas mucho maquillaje en tu cara frecuentemente, tu piel puede dañarse más fácilmente.

  • Falta de frutas y verduras

Es importante llevar una alimentación balanceada, por lo cual es fundamental consumir frutas y verduras.

Es importante tener en cuenta que cada piel es diferente, por lo que dichos hábitos pueden ser más dañinos para ciertas personas.

 

Fuente: Imujer

Comentarios

comentarios