Fuente: El Mundo

El Alzheimer es la forma más común de demencia, se caracteriza por la pérdida de memoria y algunas otras habilidades. Su origen aún es desconocido por lo cual no hay una manera de prevenirla totalmente, pero sí hay manera de reducir su aparición. Según la Sociedad Española de Neurología hay algunos hábitos que nos ayudaran a disminuir o retrasar en un 40% la enfermedad.

  1. Cuídate de enfermedades cardiovasculares. El hecho de tener una enfermedad cardiovascular como diabetes, obesidad, hipertensión o el colesterol alto van a hacer más factibles sufrir una enfermedad en el cerebro, por lo cual hay que esforzarnos para evitar estas enfermedades.
  2. Evita el cigarro. Un estudio dice que la gente que fuma tiene un 45% más de riesgo de demencia, por lo cual evitando fumar, bajamos el riesgo de la enfermedad.
  3. Haz ejercicio. El hecho de mantenerse activo físicamente reduce la frecuencia de demencia, en particular el Alzheimer. No es necesario ser profesionales en el deporte, sólo hacer algo de actividad física diaria.
  4. Aliméntate sanamente. Aunque hay pocos estudios sobre la influencia de la alimentación sobre el Alzheimer, se sabe que hay algunos alimentos que tienen propiedades protectoras contra la demencia como las fresas, las manzanas, las zanahorias, las legumbres, los cítricos, los tomates, el brócoli y el pescado. Por lo cual una alimentación rica en estos alimentos nos puede beneficiar.
  5. Ejercita tu cerebro. En el momento en que dejamos de ejercitar a este músculo empieza a debilitarse, afectando nuestra memoria, por lo cual es muy importante estimularlo con nuevos conocimientos, ejercicios mentales y nuevas habilidades.
  6. Disfruta tu vida social. Esta actividad conlleva muchas acciones como desplazarte a distintos lugares, tener discusiones sobre diferentes temas, escuchar a otras personas, conservar, etc. todo esto hace que nuestra mente se mantenga activa y se reduzca el riesgo de padecer la enfermedad.

Comentarios

comentarios