Estar en una oficina puede afectar tus hábitos y tu salud. No cometas estos errores.

Comer chatarra

Estás estresado y tienes mucho trabajo, puedes pasar horas sin comer y las quieres saciar con comida chatarra. Si lo haces una vez no tendrías problema, pero si se convierte en un hábito puedes desarrollar sobrepeso, mayor riesgo de sufrir diabetes, incapacidad para concentrarte, entre otras cosas.

Quedarte siempre en tu lugar

Este hábito es uno de los peores. Quedarte sentado por horas atrás de un escritorio tiene muchas consecuencias negativas para tu salud como aumento de peso, rigidez muscular, estreñimiento, infecciones urinarias. Así que deja el trabajo por un momento y sal a caminar por lo menos una vez por hora.

No tomar suficiente agua

Beber poca agua te provocará problemas graves en los riñones, promueve las migrañas y hace lento tu metabolismo, así que asegúrate de tomar por lo menos 8 vasos al día.

Comer en tu escritorio

Si comes en tu lugar de trabajo podría orillarte a comer de forma apresurada, sin disfrutar tus alimentos y sin darle un merecido descanso a tu cerebro.

Quedarte más tiempo en la oficina

Quedarte más horas en la oficina no aminorará tu carga de trabajo, éste nunca termina. Sólo hará que te sientas más abrumado y menos feliz con tu trabajo, además, está demostrado que quedarte horas extra te vuelve menos productivo.

Comentarios

comentarios