Si sufres de esos insoportables dolores de cabeza, que pueden llegar a nublarte la mirada o dejarte incapacitado, sabes lo desesperante que puede llegar a hacer. Aunque en ese momento hacemos de todo para quitarnos la molestia, en realidad hay algunos hábitos que podrías agregar en tu vida para no tener un ataque de migraña.

  • Registra tus dolores. Hay algunos alimentos y hábitos que disparan el dolor, para descubrirlos es necesario llevar un registro en donde se ponga el día de dolor y todos los elementos que lo rodearon, así podrás ver el común denominador.
  • Baja de peso. El sobrepeso incrementa la posibilidad de tener migrañas, por lo cual es importante estar en línea. Aparte, hacer ejercicio nos ayudará porque quita el estrés.
  • Cuida tu alimentación. Tu alimentación tiene bastante relación con la migraña. Así que deja de lado la comida grasosa y procesada y come alimentos frescos y naturales. Con esto, disminuirás los dolores.
  • Un momento de relajación. Es importante que agregues a tu rutina diaria un momento para relajarte, un tiempo sólo para ti, así será menos probable que te duela la cabeza.
  • Paños fríos. Si a pesar de haber hecho todo lo anterior, se empieza a presentar el dolor aplica paños con agua fría para evitar que avance.

Recuerda estos hábitos, que pueden hacer la diferencia entre un dolor de cabeza y un día feliz.

Fuente: IMujer

Comentarios

comentarios