Hay muchas veces que el cuerpo puede estar a buena temperatura exceptuando por los pies. Si esta parte del cuerpo se encuentra fría, se tendrá una sensación de frío en el resto, también puede hacer que te resfríes y que te sientas decaído.

Para que esto no te suceda, procura mantener tus pies calientes, sobre todo en época de de lluvias y frío. Aquí te damos algunos consejos para que lo logres:

  • Abriga correctamente tus pies. Éste es el primer paso y el más lógico, si tienes frío en tus pies, procura que estén cubiertos adecuadamente.
  • Cabeza caliente, pies calientes. Cuando hace mucho frío o está lloviendo, el cuerpo intenta dar calor a los órganos vitales, como el cerebro, por eso todo el calor se va a esta zona del cuerpo. Si calientas tu cabeza, el cuerpo se podrá encargar de los pies.
  • Pies secos. Es muy importante que tus pies estén secos, ya que al estar mojados, la sensación de frío aumenta. Es mejor utilizar calcetines de tela absorbente como lana en épocas de lluvia, así los pies no sufrirán.
  • Ayúdate con comida. Con una dieta rica en magnesio, calcio, vitamina C, E y K, tus pies estarán más calientes.
  • Muévete. Si se pasa mucho tiempo en una misma posición, la sangre puede no circular correctamente, haciendo que los pies estén fríos, por eso procura mover los pies constantemente.
  • Deja el cigarro. La nicotina produce mala circulación en la sangre, impidiendo que llegue a los pies, la punta de nuestro cuerpo, y que no se puedan calentar.
  • Masajes. Masajes con distintos aceites estimularán a los pies para tener más calor.

Así que no dejes que el frío te gane en esta temporada, sigue estos consejos y procura que tus pies estén calientes en todo momento.

Fuente: IMujer

Comentarios

comentarios