Los brackets son esos dispositivos que te ponen en los dientes para alinearlos, de hecho son muy útiles y normalmente logran muy bien su objetivo. El problema es que causan muchas molestias y dolor, sobre todo en los primeros días después de que te los pusieron.

Aunque es normal sentir el dolor, puedes encontrar formas de aliviarlo. Recuerda que el dolor más fuerte vendrá entre las primeras 24 y 72 horas, después tu cuerpo se irá acostumbrando.

  • Comida blanda. Durante los tres primeros días, procura comer solamente comida blanda, ya que tus dientes están muy sensibles y cualquier otro alimento los lastimará.
  • Alimentos y bebidas frías. Procura consumir alimentos y bebidas frías, ya que te ayudarán a aliviar el dolor. Esto se puede hacer durante los primeros días, pero también a lo largo de todo el tratamiento.
  • Evita ácidos. Evita todas las bebidas y alimentos ácidos ya que empeorarán las heridas hechas por los brackets y causarán más dolor.
  • No consumas alimentos duros. Si puedes, evita los alimentos duros durante todo el tratamiento, ya que pueden ocasionar que tus brackets se rompan.
  • Analgésico. Si el dolor continúa, consulta con tu dentista qué analgésico puedes tomar.
  • Cera de ortodoncia. Ésta es una barrera que se pone entre los dientes y los brackets y ayuda a disminuir el dolor.
  • Pasta para dientes sensibles. Cambia tu pasta dental a una especial para dientes sensibles, así será más amigable.

Éstos son algunos de las maneras en las que disminuirás el dolor ocasionado por los brackets, si las molestias continúan, acude con tu dentista para que pueda resolver el problema.

Fuente: WikiHow

Comentarios

comentarios