En las escuelas es frecuente que en ciertas épocas del año se presente una mayor proliferación de piojos y liendres, por lo que saber cómo prevenirlos puede salvar a tus pequeños de sufrir este molesto mal.

  1. Lava frecuentemente el cabello con champú normal
  2. Cepilla diariamente el cabello
  3. Limpia frecuentemente los utensilios relacionados con el cabello
  4. Revisar 1 o 2 veces por semana la cabeza, sobre todo detrás de las orejas y la nunca
  5. Si tus hijos tienen el cabello largo, deberás recogerlo en zonas de riesgo
  6. Existen repelentes de venta libre que permitirán prevenir el contagio

¿Y si ya se contagió?

Si las medidas de prevención no fueron lo suficientemente fuertes y se produjo un contagio, deberás lavar con un champú especial y cepillar frecuentemente el cabello con un pequeño cepillo diseñado para la eliminación de piojos y liendres. Para evitar que los piojos pasen al resto de los miembros de tu familia, te aconsejamos:

  1. Hacer una limpieza profunda y detallada en toda la casa.
  2. Evitar compartir utensilios de cabello, así como bufandas, gorros, sombreros, toallas, sábanas o mantas.
  3. Limpia a fondo tus muebles, pasa la aspiradora por cojines, almohadas y sillones de la casa.
  4. Lava toda la ropa de la persona infestada a altas temperaturas (mínimo 60 grados) en la lavadora para eliminar piojos o huevecillos.
  5. Revisa los objetos y las cabezas de todos los miembros de la familia para detectar oportunamente algún contagio.
  6. Las sábanas y mantas que puedan ser lavadas a altas temperaturas, deberán lavarse en lavadora.
  7. Los objetos o prendas que no puedan someterse a un lavado con altas temperaturas, deberán depositarse en una bolsa de plástico cerrada herméticamente y dejarlos guardados durante una semana. De este modo las liendres y piojos mueren, ya que éstos no viven más de dos días fuera de la cabeza humana.
  8. Si tienes mascotas no te preocupes, ellos no transmiten ni se contagian de piojos humanos.
Comentarios