Todas las mujeres odiamos la grasa del abdomen, por más que hagamos ejercicio no nos podemos deshacer de esa pesadilla. Pero estos hábitos son los que no nos dejan tener el abdomen de nuestros sueños.

  • No te tomes las colaciones demasiado en serio

Los nutricionistas recomiendan snacks entre comidas, pero esto no significa que tengas que pasar el día comiendo. No comas comida chatarra y cuando tengas hambre, disfruta de tus frutas favoritas.

  • Acércate a los probióticos

La flora intestinal juega un papel fundamental en nuestro peso. Los probióticos como el yogur son muy efectivos para mantener las bacterias buenas en equilibrio. Si hay un desbalance en la cantidad de las bacterias, tendrás más riesgos de sufrir obesidad.

  • Planifica tu alimentación

Mantener una alimentación ordenada es la clave para cuidar nuestro peso. Planeando lo que comerás al día siguiente, reducirás el riesgo de tentarte con comida poco saludable.

  • No transformes tus emociones en hambre

En vez de comer por ansiedad o tristeza, busca otras actividades para cambiar la forma en que te sientes. El ejercicio es una gran opción, además que te ayudará a bajar de peso.

  • Saltarte comidas

Entre el trabajo, los hijos y el estrés, seguramente te saltas comidas. Haciendo esto sólo harás más lento tu metabolismo y serás más propensa a sufrir ataques de hambre.

 

Ahora ya lo sabes, cambia esos malos hábitos y obtén el cuerpo que siempre soñaste.

Comentarios

comentarios