Ahora que estás embarazada, lo mejor es evitar cualquier actividad que pueda provocar una caída o que aumente la posibilidad de trauma en el abdomen.

El riesgo de hacerte daño dependerá, por supuesto, de tu nivel de habilidad. Pero ten en mente que tu capacidad de mantener el equilibrio seguramente disminuirá a medida que avance tu embarazo y cambie tu centro de gravedad.

Aquí tienes una lista de algunas de las actividades que pueden crear problemas durante el embarazo:

  • Parques de atracciones: Elimina de tus actividades los toboganes acuáticos y la mayoría de las atracciones en los parques de diversiones porque las caídas, y frenazos y arranques bruscos pueden perjudicar a tu bebé.
  • Ciclismo: El ciclismo no es buena idea para principiantes, pero si estás acostumbrada a la bicicleta, podrías continuar pedaleando hasta el segundo trimestre de tu embarazo, cuando el cambio en el centro de gravedad de tu cuerpo haga que el ciclismo sea peligroso. Una buena alternativa es una bicicleta estática.
  • Deportes de contacto: El fútbol, el baloncesto, el vóleibol y el hockey tienen un riesgo muy alto de lesiones provocadas por una pelota, un golpe, una colisión con otro jugador o una caída.
  • Saltos y clavados en el agua: Los saltos bruscos en el agua podrían hacerle daño a tu bebé.
  • Esquí alpino: El Colegio Estadounidense de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por sus siglas en inglés) desaconseja la práctica de esquí alpino (el que se practica a alta velocidad, deslizándose montaña abajo) debido a que puede provocar lesiones muy graves y caídas fuertes. Si quieres esquiar, elige laderas suaves y ten en cuenta que, a medida que crece tu panza, tendrás más dificultad en mantener el equilibrio. Una opción más segura es el esquí de fondo, que es también más adecuado para fortalecer tu sistema cardiovascular.
  • Gimnasia deportiva: También debido al riesgo mayor de caídas y trauma en el abdomen.

  • Equitación: Aunque seas una amazona profesional, no vale la pena arriesgarse a una caída. Aunque tengas mucha experiencia, lo máximo que podrás hacer son paseos lentos a caballo a principios del embarazo.
  • Baños muy calientes, jacuzzis y saunas: Bañarte en un jacuzzi o bañera con agua muy caliente, o sentarte en una sauna podría ser peligroso para tu bebé en desarrollo porque el aumento en la temperatura del cuerpo de la madre puede incrementar el riesgo de ciertos defectos de nacimiento.
  • Correr: Si no solías correr antes de quedarte embarazada, es mejor que no empieces ahora; de lo contrario, no te dañará si lo haces con moderación. A partir del segundo trimestre de embarazo, cuando aumenta el riesgo de caídas, tendrás que correr con precaución. Como sucede con cualquier ejercicio, evita acalorarte demasiado y bebe suficiente agua para reponer los líquidos que pierdes con el sudor.
  • Bucear: El buceo y otros deportes subacuáticos quedan totalmente prohibidos, puesto que al subir a la superficie se pueden formar burbujas de aire en la corriente sanguínea. Estas burbujas pueden ser muy peligrosas, tanto para la madre como para el bebé.
  • Snowboard: Tiene los mismos riesgos de caídas y traumas abdominales que el esquí alpino.

  • Surfear: Tiene los mismos riesgos de caídas y traumas abdominales que el esquí alpino y el snowboard.
  • Tenis: Un partido de tenis moderado es aceptable si ya practicabas el tenis antes del embarazo. Pero puedes tener problemas para mantener el equilibrio, y los frenazos bruscos de un partido de tenis podrían ser arriesgados. Además, la mayoría de los tenistas opinan que es muy difícil jugar cuando la panza empieza a crecer durante el segundo y el tercer trimestre.
  • Esquí acuático: Otra actividad que es peligrosa por el riesgo de caída, y de impacto y trauma en el abdomen es el esquí acuático.

Mantenerse activa durante la gestación es algo muy positivo, pero sé precavida y opta por ejercicios que son seguros durante el embarazo.

Información de BabyCenter

Comentarios

comentarios