Una encuesta publicada en el sitio Anthrozoos, reveló que las mujeres pueden dormir mucho mejor cuando son acompañadas de un perro, que de una persona.

Para esta conclusión, investigadores del Canisius College encuestaron a 962 mujeres, que revelaron sentirse mucho menos perturbadas si por las noches dormía un perro con ellas, en lugar de un compañero humano.

Esto se debe a que las dueñas de perros se sienten más seguras si ellos ‘cuidan su sueño’, además de que suelen despertar antes que aquellos que tienen gatos o ninguna mascota. Pero esto no es malo, al contrario, al tener rutinas de sueño más rigurosas, descansan mejor.

“Mantener un horario de sueño constante puede ser beneficio para los dueños de perros. La propiedad del perro y sus responsabilidades asociadas pueden hacer que las personas se adhieran a una rutina más estrictas”, dijeron investigaciones del New York Post.

 

Comentarios