Las semillas de calabaza poseen propiedades curativas y muchos desconocen que son una fuente de vitaminas, minerales, proteínas, ácidos grasos y aminoácidos que aportan beneficios al organismo. Las semillas de calabaza son conocidas desde hace mucho como remedio natural para eliminar los parásitos intestinales.

Para eliminar los parásitos intestinales se come una cucharada de semillas de calabaza con miel, en ayunas.

Pon a remojar las semillas en un molde con agua durante tres horas.

Licúa las semillas perfectamente.

Añade la miel y un trozo de cebolla a la licuadora.

Continúa licuando hasta tener una pasta suave, similar a la de un batido.

Bebe esta mezcla tres veces al día durante tres días. Bebe suficiente agua en el mismo periodo para ayudar a liberar los parásitos.

Comentarios

comentarios