Marisol Gil, testimonio

Fui diagnosticada a los 17 años con diabetes tipo 1 y eso me motivó a funda más tarde la ONH Historias de Vida y Azúcar ® para ayudar a los que hoy padecen lo mismo que yo.

A partir de los 6 años mi familia supo que algo no andaba bien: siendo tan pequeñita sufría crisis repentinas, como cuando perdí momentáneamente la vista. Sin embargo, fue hasta mis 17 años que fui diagnosticada con cetoacidosis diabética, la etapa más complicada de la enfermedad y razón por la cual pasé los mejores momentos de mi adolescencia en terapia intensiva.

Decidí estudiar medicina y hoy ejerzo como médico general, ya que durante mi infancia mi padre me dijo que “generar conocimiento me haría eterna y me haría trascender, devolverle a la comunidad y a la vida la dicha de haber nacido”. Esta fue mi principal motivación para fundar Historias de Vida y Azúcar ®, una organización no gubernamental para personas con diabetes, partiendo de la educación como fundamento para lograr una mejor calidad de vida.

Con la firme y clara idea de demostrarle a todos los que vivimos con diabetes que somos capaces de todo, a mis 31 años de edad he realizado numerosas actividades a través de mi organización como talleres educativos, carreras atléticas y conferencias desde una perspectiva como profesional de la salud y como una mujer que vive con diabetes.

Estoy consciente de que la diabetes no sólo se trata de comer bien, tomar los medicamentos y hacer ejercicio, tener diabetes es saber que cada acción que realices tal como despertar, sonreír, llorar, bailar, amar y vivir, modificará tu glucosa.

La diabetes es una enfermedad crónica en la cual el cuerpo no es capaz de regular la glucosa en la sangre, originada por una baja de producción o la resistencia a la insulina. Muchas personas no saben que padecen esta enfermedad y aun siendo diagnosticadas no saben realmente cómo vivir con este padecimiento día a día. Y hoy, tristemente, ocupa la segunda causa de muerte en la población adulta en México, afectando principalmente a las mujeres.

Una vez que se me diagnosticó con diabetes, aprendí que la disciplina es fundamental para un estilo de vida saludable y que no era necesario sacrificar el gusto por los alimentos dulces de mi vida. Encontré en SPLENDA® la herramienta ideal para el control de mi consumo de azúcar, con la seguridad de que el glucómetro me respondería con un buen resultado .

Creo que la diabetes me ha quitado algunas cosas, pero hoy estoy segura que me ha dado muchas más de las que imaginé. El día que me curé de diabetes, fue el día que acepte mi enfermedad y que comprendí lo mucho que aprendo de ella.

Además de fundar mi ONG, soy fundadora del Primer Equipo Mexicano de Corredores con Diabetes, los Glucosados ® un grupo con el que estamos haciendo historia con nuestros tenis, sumándole kilómetros a nuestra vida e invitando a los que nos observan a romper paradigmas. Así que te invito a atreverte a cambiar tu vida, a aceptar tu diabetes y a seguir disfrutando lo dulce de la vida.

Acerca de SPLENDA®

SPLENDA®, endulzante sin calorías elaborado a base de sucralosa, ha sido usado con seguridad por millones de personas en todo el mundo durante más de 20 años, y está respaldado por datos de investigación de más de 120 estudios. Tanto la Asociación Americana de Diabetes (ADA, por sus siglas en ingles) como la Academia de Nutrición y Dietética (AND, por sus siglas en inglés) recomiendan el consumo de endulzantes sin calorías como la sucralosa, como una herramienta útil en el control de peso y diabetes.

Para mayor información visite:

www.splenda.la/mexico

www.splenda.com

www.splendaliving.com

Comentarios

comentarios