El desayuno es considerado por muchos la comida más importante del día. Con las carreras matutinas, que casi todos padecemos, es difícil a veces alimentarnos bien. Una taza de café con pan no es un buen desayuno.

El desayuno debe proporcionarnos energía y vitalidad. Debe incluir todos los grupos alimenticios y ser bajo en grasas.

Como consecuencias de no desayunar encontramos que a largo plazo provoca falta de hierro y vitaminas que termina en propiciar la falta de oxigenación del cerebro. Por otra parte, es muy probable que sufras de gastritis, ya que al dejar al estómago sin alimento por tantas horas hace que los jugos gástricos, comiencen a herir las paredes del órgano que esto puede derivar en una úlcera gástrica.

Este es un ejemplo de un desayuno completo.

  • Cereal entero con leche descremada y frutas.
  • Yogurt descremado con frutas y una tostada integral o cereal
  • Queso bajo en grasa con una tostada y una salchicha baja en grasa.
  • Un bagel pequeño con queso descremado o bajo en grasa con frutas o jugo natural.
  • Un omelet de claras de huevo con vegetales y tortilla o pan integral.
  • Frijoles hervidos o refritos (con poca grasa), una tortilla o pan integral y fruta.
  • Hot cakes de harina integral con fruta y leche descremada.
  • El café por sí solo no tiene calorías y es parte integral de nuestro desayuno latino, podemos tomarlo solo o con leche, sin azúcar o endulzado.

Un buen desayuno es el comienzo de un buen día con mucha energía.  Es también el comienzo de un día en el que alimentaremos nuestro cuerpo con nutrientes valiosos y evitaremos la chatarra para mantenernos saludables y en forma.

 

 

Comentarios

comentarios