Fuente: Fundación Mexicana para la Dermatología

Antes de tomar vacaciones es aconsejable visitar al dermatólogo, sobre todo en aquellos casos en que se pretenda ir a lugares a los que no se está acostumbrado. De esta manera se podrán evitar algunos trastornos de la piel, de acuerdo con el doctor Jorge Moreno González, miembro de la Fundación Mexicana para la Dermatología, A. C. (FMD).

Estos son algunos de los padecimientos más comunes de la piel durante las vacaciones:

La fitofotodermatitis son reacciones cutáneas de naturaleza fototóxica de carácter agudo, se presentan después del contacto con plantas o sus derivados que contienen sustancias furocumarinicas. También ocurren cuando hay exposición a la luz solar o ultravioleta.

El caso más frecuente en la consulta dermatológica se debe al contacto del limón con las zonas expuestas de la piel como manos, boca o brazos. Generalmente desaparecen con tratamiento indicado por el dermatólogo.

Larva Migrans

La Larva Migrans es una enfermedad de la piel que aparece como una erupción serpiginosa causada por la penetración y migración dentro de la epidermis humana de la larva de un gusano (nematodo Ancylostoma caninum y A. brasiliensis).

La infección se adquiere al caminar descalzo o postrarse sin ropa sobre suelo contaminado con heces de animales. El gusano adquirido de esta manera sólo llega a hospedarse en la epidermis donde finalmente muere tras varias semanas.

Rara vez causan manifestaciones sistémicas como infiltración pulmonar o eosinofilia. Comúnmente se complican por el rascado, con infecciones bacterianas superficiales, por dermatitis por contacto y/o por los remedios que aplican la mayoría de los afectados.

Zona tropicales y piel

Respecto a los padecimientos más comunes ligados a lesiones de la piel provocadas por animales, se deben a las “aguas malas” o medusas, picaduras por insectos o la Larva migrans.

Las medusas, debido a la toxicidad de su condición, al momento del contacto con la piel humana puede generar dolor, ardor, inflamación, enrojecimiento, laceración y/o sangrado. En casos más serios fiebre, calambres, mareos, debilidad, náuseas, vómitos, diarrea, dificultad para respirar y parálisis. Es importante acudir de inmediato al médico quien dará el mejor tratamiento para su sanación.

Tatuajes temporales

Es muy frecuente el uso de los tatuajes de henna, material que se obtiene de la planta Lawsonia inermes. Aunque rara vez causa problemas, en ocasiones llega a mezclarse con aceites, colorantes, resinas o parafenilendiamina. Esta última es una sustancia química que llega a generar reacciones alérgicas en la piel.

Bookmark and Share

Comentarios

comentarios