El sedentarismo y la alimentación inadecuada son los principales factores de riesgo para padecer ciertas enfermedades. Llevar un estilo de vida saludable no solo depende de la alimentación, lo ideal es realizar algún tipo de ejercicio que ayude a mejorar nuestra salud.
Para lograr un mejor rendimiento y reponer el desgaste que implica cualquier tipo de deporte se debe poner atención en la forma en que se hidrata el cuerpo. La leche es la bebida ideal para reponer las pérdidas de nutrimentos provocadas por el ejercicio.
A continuación, te sugerimos algunas actividades que si las realizas constantemente pueden favorecer el bienestar diario:
  • Activa tu cuerpo por la mañana

Practicar una breve rutina que incluya estiramientos y ejercicios para fortalecer los músculos como abdominales y sentadillas, te servirá para mejorar la fuerza, la postura y te llenarán de energía para empezar tus actividades cotidianas
  • Ejercicio en el trabajo

Entre tus actividades laborales puedes incluir algunos cambios, como subir las escaleras en vez de utilizar el elevador, hacer una caminata después de la comida o si tu ruta lo permite, puedes utilizar la bicicleta como medio de transporte
  • Natación

Esta es una actividad donde además de gastar una buena cantidad de calorías, los músculos se tonifican, las articulaciones se relajan, mejora la salud del corazón y se fortalece el sistema inmunológico. Es ideal para cualquier edad y prácticamente cualquier condición física

Al realizar cualquier tipo de ejercicio, el cuerpo suda y pierde una cantidad considerable de agua y electrólitos, la nutrióloga certificada Valeria Rubio nos comenta: “la mejor opción para hidratar el cuerpo después de cualquier actividad física, es beber leche, este vital líquido no solo es una bebida hidratante, es un alimento que proporciona carbohidratos y proteínas (necesarios para reponer el desgaste), pero sobre todo, aporta  electrólitos que se pierden al sudar como sodio, potasio, calcio y magnesio.”

La nutrióloga Rubio explica:

  • El calcio sistematiza la contracción de los vasos sanguíneos y activa las contracciones de los músculos.
  • El magnesio relaja los músculos del corazón, lo cual regula la frecuencia cardíaca
  • El sodio y el potasio mantienen un balance adecuado de hidratación y favorecen el óptimo funcionamiento de nervios y músculos
Es importante mencionar que la práctica constante de cualquier actividad física contribuye al aumento de densidad ósea, reduce la grasa corporal, aumenta la masa muscular y reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares.  Todo el ejercicio físico extra debe de estar acompañado de una alimentación adecuada y completa que incluya lácteos todos los días, finaliza la nutrióloga.
Alpura, empresa 100 por ciento mexicana cuenta con una gran variedad de productos, entre ellos, yoghurt, quesos y una gran variedad de leches adicionadas con proteínas de alta calidad que favorecen la recuperación muscular. Los lácteos son alimentos que contribuyen a prevenir la deshidratación y permiten una correcta nutrición.

Comentarios

comentarios