1. JUMPING JACKS: Tener unas piernas tonificadas es súper importante, pero el trabajo mejora cuando también incluye cardio. Lo que tienes que hacer es pararte con las piernas cerradas, realizar saltos abriéndolas y elevando los brazos por encima de la cabeza para dar una pequeña palmada. Haz cuatro repeticiones de un minuto.

2. SENTADILLA DE SUMO: Esta sentadilla consiste en tener las piernas completamente abiertas, tal como lo hacen los luchadores de sumo. Este ejercicios es sumamente efectivo para definir la parte interna de la pierna (abductores). Si puedes realizarla con un pequeña pesa la efectividad aumentará. Haz cuatro series de 15 a 20 repeticiones.

3. ELEVACIONES DE PIERNA: Acuéstate boca arriba en un tapete, con las manos sobre el mismo, y eleva las piernas hasta hacer un ángulo de 90º con tu cuerpo, después baja las piernas sin tocar el suelo. No sólo trabajaras los muslos, también el abdomen por la fuerza que ejercerás en el mismo. Haz 4 series de 15 a 20 repeticiones. Conforme pase el tiempo puedes aumentar la dificultad, para obtener mejores resultados.

4. SECUENCIA LATERAL: Colócate sobre el suelo de costado y apoya tu cabeza sobre el brazo para que te sirva de apoyo. Tienes que asegurarte de que tus piernas estén bien estiradas, con la que quede arriba debes iniciar el siguiente movimiento: de arriba-abajo (este movimiento sirve para las molestas “chaparreras”.) Haz cuatro series de 15 a 20 repeticiones en cada pierna.

5. DESPLANTES CON SALTO: Con este ejercicios lograrás combinar fuerza y cardio. Se realiza haciendo un desplante tradicional y cambias de pierna con un pequeño salto. Para cuidar tus rodillas debes tratar de que tu salto no tenga un fuerte impacto con el suelo. Haz cuatro series de 15 a 20 repeticiones en cada pierna.

Comentarios

comentarios