Reírnos y sonreír puede traernos grandes momento, la forma en la que nos sentimos es maravillosa y queremos seguir con la sensación. Pero reír no sólo te hace sentir bien, también trae distintos beneficios a tu vida:

  • Se liberan endorfinas. Estos neurotransmisores son los responsables de hacernos sentir felices y bajar nuestro nivel de estrés. Son activadas por el movimiento de los músculos de la cara, el cerebro lo interpreta, soltando la sustancia química. De hecho, puede ser risa o sonrisa falsa, ya que el cerebro no distingue y con esto hace que nos sintamos mejor.
  • Expande pulmones. Al reír, estamos expandiendo nuestros pulmones, lo que permite que las células reciban más oxígeno.
  • Estira y relaja músculos. Esta actividad hace que nuestro músculos se estiren y por esto se relajen, lo que permite sentirnos más tranquilos.
  • Liberamos emociones. Al reírnos, las emociones que tenemos reprimidas son liberadas, por eso todo se ve de manera más positiva después de una buena carcajada.
  • Atraemos a la gente. Aunque esto no está relacionado directamente con el cuerpo, al sonreír hacemos que la gente se acerque a nosotros. Al convivir, estamos ayudando a nuestro cuerpo.

Para poder reír es necesario tener pensamientos positivos, éstos nos ayudarán también:

  • Menor presión arterial.
  • Mejora la calidad del sueño.
  • Disminuyen los refriados.
  • Mejora el sentido del humor.
  • Disminuye dolores de cabeza.

Ya sabes, reír no sólo es agradable, es bueno para la salud. Así que con una actitud positiva y una sonrisa en la cara, podemos enfrentar cualquier reto que se nos presente.

Fuente: Psicología positiva Uruguay, naturísima

Comentarios

comentarios