Es bien sabido que fumar perjudica la salud tanto de hombres como de mujeres. Sin embargo, debido a patologías propias del género, en algunos aspectos resulta más dañino para las mujeres. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, del total de fumadores en el mundo, 20 por ciento son mujeres.

A continuación, te decimos cuáles son los daños más comunes.

  • Enfermedades cardiovasculares

Fumar puede ser causa de cardiopatías coronarias, es decir, accidentes cerebrovasculares y enfermedades vasculares.

  • Presión arterial

La presión arterial alta puede ser provocada por la nicotina, ya que ésta aumenta la concentración de los vasos sanguíneos y la presión arterial.

  • Apariencia

Fumar es perjudicial para la piel y el pelo, ya que, a través del tiempo, favorece a la caída y mal olor del pelo. Además, los dientes adquieren un tono amarillento y la piel un tono cenizo.

  • Rendimiento físico

Las toxinas que desprende el cigarro, entorpecen la debida inhalación de oxígeno. Por ello, cuesta más trabajo hacer ejercicio.

  • Infertilidad

Los químicos que contiene el cigarro, pueden ser causantes de infertilidad. Además, acelera la aparición de la menopausia.

  • Riesgo de aborto

Fumar durante el embarazo aumenta la posibilidad de aborto o de parto prematuro.

  • Cáncer de pulmón

El tabaco contiene sustancias cancerígenas que provocan el crecimiento de células malignas.

  • EPOC

Las toxinas del tabaco son causantes de la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, la cual abarca enfisema pulmonar y bronquitis.

El tabaco provoca muchos daños en la salud, por eso es fundamental que tomemos conciencia sobre ellos y que abandonemos este mal hábito.

Fuente: Mejor con Salud

Comentarios

comentarios