Por: Dr. Marco Villalvazo
Profesor Titular del Diplomado de Formación de Educadores en Diabetes de la Federación Mexicana de Diabetes, A.C.

Los “7 Hábitos Saludables para Cuidar tu Diabetes”, creados por la Asociación Americana de Educadores en Diabetes (AADE), son los cimientos de la Educación en Diabetes y dictan la manera como una persona que vive con diabetes debe proceder para mantener un buen control de su condición, tener calidad de vida y evitar el desarrollo de complicaciones derivadas de un mal control.

  1. Comer saludablemente
  2. Realizar actividad física
  3. Medir constantemente los niveles de glucosa en sangre
  4. Ser cumplido y puntual con el tratamiento médico
  5. Saber enfrentar retos cotidianos
  6. Reducir riesgos
  7. Tomar una actitud positiva

Estos comportamientos son de autocuidado porque el paciente que ha recibido educación en diabetes va a tomar decisiones informadas para vivir con su condición día a día. Una persona educada en diabetes está empoderada porque sabe que sobre ella recae la responsabilidad de llevar un buen control de su condición de vida: sabe qué hacer, cómo hacerlo y en qué momento. Esto se traduce en una libertad que conlleva responsabilidades.

No obstante, estos siete hábitos ayudan a los pacientes a mejorar sus conductas, al mismo tiempo que van desarrollando nuevas habilidades que les permiten evitar y/o retrasar las complicaciones de la diabetes:

  • Conocer todo lo relacionado con la diabetes
  • Buen manejo del automonitoreo
  • La base de una alimentación correcta
  • Reacciones adversas de los medicamentos
  • Aplicación y manejo de insulina
  • Conocimiento de la hipoglucemia y cómo tratarla
  • Cuidados de piel, pies y boca
  • Ejercicio adecuado
  • Prevención de infecciones
  • La mejor manera de vivir con diabetes

No obstante, no sólo por recibir este conocimiento el paciente con diabetes va a modificar sus conductas, por eso es importante saber que recibir información no es recibir educación; la finalidad de la educación en diabetes es que, quien la reciba, mejore sus conductas. Un paciente que ha recibido educación en diabetes tiene 21% mayor control sobre su condición en comparación con quien no la recibe.

El profesional encargado de brindar educación en diabetes al paciente, de ayudarlo a mejorar conductas, desarrollar habilidades y destrezas y empoderarlo es el Educador en Diabetes.

En conclusión, en la diabetes la falta de educación es tan grave como la falta de insulina.

Comentarios

comentarios