La exposición a la luz en la noche, que impide la producción nocturna de la hormona melatonina, deja al cáncer de mama completamente resistente al tamoxífeno, un medicamento ampliamente utilizado en este tipo de cáncer, según indica un nuevo estudio de la Escuela de Medicina de la Universidad Tulane.

 

La investigación, de acuerdo con EurekAlert, fue publicada en el diario Investigación del cáncer y es el primero en mostrar que esa hormona es vital para el éxito del tamoxífeno en el tratamiento de la enfermedad.

 

Los principales investigadores Hill y David Blask, Robert Dauchy y Shulin Xiang investigaron el rol de la melatonina en la efectividad de dicho medicamento a través de células de cáncer de mama implantadas en ratas.

 

La melatonina por sí misma retrasó la formación de tumores y desaceleró significativamente su crecimiento pero el tamoxífeno causó una dramática regresión de los tumores en animales tanto con altos niveles nocturnos de melatonina en completa oscuridad, como aquellos que recibieron suplemento de melatonina con la luz tenue durante la noche.

 

Estos hallazgos tienen implicaciones potenciales en mujeres que son tratadas con tamoxífeno y están expuestas de forma regular a la luz durante la noche por problemas de sueño, periodos nocturnos en el trabajo o exposición a la luz proveniente de las pantallas de televisión o computadoras.

 

El estudio literalmente alumbra un nuevo y serio factor de riesgo para desarrollar resistencia a ese y otros medicamentos contra el cáncer y hace que el uso de la melatonina combinado con el tamoxífeno –administrado de forma óptima de día o de noche-, sea un tratamiento estándar en las pacientes con cáncer.

 

Fuente: quo.mx

Comentarios

comentarios