Algunas personas sufren de dolores en la parte posterior de la pierna que se extiende hacia la parte inferior de la espalda, pasando por los glúteos y el nervio ciático mayor, esto es mejor conocido como dolor de ciática.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Dolor en una pierna o en uno de los glúteos.
  • Dolor al sentarse y pararse.
  • Ardor u hormigueo que recorren la pierna.
  • Dificultad para mover la pierna.
  • Dolor que dificulta el ponerse de pie o caminar.

Dichos síntomas se generan debido a la irritación del nervio ciático mayor, el cual es uno de los más grandes del organismo y está conformado por raíces que van desde la columna vertebral y se juntan, formando el nervio ciático.

La intensidad del dolor y los síntomas dependerán de la parte del nervio que se encuentre aprisionada.

Generalmente, este tipo de malestar se presenta en personas de mediana edad y las probabilidades de que se presente aumenta a los 50 años. La ciática no es consecuencia de alguna lesión, sino que simplemente se desarrolla con el paso del tiempo.

La ciática no es un mal permanente, sino que se cura en unas semanas o meses si se sigue el tratamiento adecuado. Rara vez se requiere una intervención quirúrgica. Sin embargo, en ambos casos, lo recomendable es acudir a un médico de confianza que pueda recomendar el tratamiento indicado.

Fuente: Spine Health

Comentarios

comentarios