No es solo por estar usando el celular todo el día, tampoco es únicamente por una cuestión genética, y mucho menos es debido a un castigo divino. Aunque no lo creas, la razón por la cual un gran número de personas tengan que usar lentes para ver, radica en el tamaño de su ojo y la forma de su córnea, lo que ocasiona afecciones como miopía, astigmatismo e hipermetropía.                                                       

Aunque no es una generalidad, la forma del glóbulo ocular afecta la manera en cómo el ojo recibe la luz y la convierte en imagen, cuyo proceso se conoce técnicamente como refracción. El tamaño de los ojos en un eje horizontal ya sea este más amplio o más angosto, es el que determina gran parte de los “errores refractivos”, el cual afecta la visión y hace que sea necesario que usemos lentes.

Si tienes un ojo alargado es más probable que llegues a ver borroso de lejos las cosas (miopía), mientras que si tienes un ojo más pequeño podrías ser más propenso a ver borroso de cerca (hipermetropía).

Fuente: Área Oftalmológica Avanzada

Si bien la forma del ojo no puede corregirse, estas condiciones pueden diagnosticarse fácilmente en un examen visual y tratarse con gafas correctoras, lentes de contacto o cirugía refractiva.

Miopía

La miopía se refiere a la dificultad de ver claramente objetos distantes.[iv] Esto pasa porque el ojo enfoca las imágenes delante de la retina y no sobre la retina, que es lo que un ojo normal haría. El globo ocular tiene un tamaño horizontal más amplio de lo normal y evita que la luz que entra al ojo se focalice directamente a la retina lo cual también puede ocurrir si la córnea o el cristalino tienen una forma anormal.

Para corregir la miopía existen lentes de contacto con diseño esférico porque el lente se convierte en la primera superficie de refracción para los rayos de luz, lo que resulta en refracción y enfoque más precisos, además de que proporcionan un campo visual más amplio.

Hipermetropía

La hipermetropía es un defecto refractivo que dificulta ver claramente los objetos cercanos.

Cabe mencionar que algunas personas con hipermetropía considerable pueden ver borrosos los objetos a cualquier distancia.

Para corregir la hipermetropía, también existen lentes de contacto esféricos al igual que en la miopía. Y funcionan de la misma manera.

Astigmatismo

El astigmatismo es la visión distorsionada debido a una curvatura anormal de la córnea, que es la superficie transparente que cubre el iris.

La curvatura de la córnea de un ojo normal tiende a ser redonda en todas las áreas. La córnea de un ojo con astigmatismo tiene unas áreas más inclinadas o más redondas que otras, lo que tiene como consecuencia que las imágenes se vean borrosas o alargadas. 

Para corregir el astigmatismo existen lentes de contacto con diseño tórico ya que tienen una característica de diseño que permite que la lente esté en la orientación adecuada en la córnea para que los meridianos de potencia de la lente se alineen con los meridianos apropiados del ojo para una visión clara.

Actualmente los lentes de contacto cuentan con diferentes tecnologías aplicadas en los materiales con los que se elaboran, para que se adapten a tu estilo de vida y tus necesidades. Hay lentes de contacto de reemplazo mensual, de reemplazo diario, de colores, para dormir con ellos, e incluso puedes complementar su uso con lentes de armazón, dependiendo de tu estilo de vida.

Esta información es para que tengas mayor conocimiento al elegir lentes de contacto, ya sea que los necesites por motivos estéticos o de salud visual, es importante que un especialista determine cuales son los que mejor se adaptan a ti.

Si quieres saber más sobre lentes de contacto: www.airoptix.mx

 

 

Comentarios