Programa a permanencia ante la propuesta de la Organización Mundial de la Salud sobre la Disminución de la Discapacidad visual al 2019, en conjunto con la Sociedad Mexicana de Oftalmología.

La visión es una función cerebral indispensable para el desarrollo adecuado de la persona. La formación de la vía visual parte de estructuras originadas desde las primeras semanas de gestación, para formar una gran red visual y transmitir la imagen desde los ojos hacia al resto del cerebro. Posterior al nacimiento debe ocurrir una coordinación entre los elementos sensoriales y los motores, para que hacia los 3 y 4 meses de edad se obtenga la coordinación de los ojos y se envíen imágenes con la misma calidad, para integrarse en áreas especializadas cerebrales que lograrán una sola imagen estereoscópica para ver en profundidad.

Esta imagen tendrá características complejas de color, movimiento, profundidad, contraste y realizará interconexiones con otros circuitos en el resto del cerebro para favorecer la empatía, atención, adquisición de diversas habilidades como caminar, reconocer rostros, empezar a hablar y obtener funciones de aprendizaje para el resto de la vida.

La falla en la formación de la vía visual que ocurre en la ambliopía (conocida como “ojo flojo”) al impedir la binocularidad afectará también los circuitos mencionados, incluyendo los de atención e inteligencia. Existen varias causas de ambliopía, puede asociarse a estrabismo o desvíos oculares, puede ocurrir por falta de corrección de los defectos refractivos especialmente los astigmatismos hipermetrópicos, y puede ser secundaria a lesiones orgánicas en el ojo, las estructuras o la vía visual como ante la presencia de cataratas infantiles, ptosis palpebral (párpado caído), nistagmo (temblores oculares), etc.

La ambliopía provoca niveles importantes de discapacidad en el mundo. Es importante establecer estrategias de salud que permitan su detección temprana para establecer un tratamiento eficaz e inmediato. Las posibilidades de rehabilitación deben ir dirigidas a favorecer el desarrollo adecuado de la visión y de la binocularidad.

La revisión oftalmológica es imprescindible desde el nacimiento, al mes y a los 4 meses de edad. Posteriormente la revisión 1 o 2 veces al año durante el desarrollo de la persona permitirá la detección oportuna de problemas visuales.

En vista de que existe gran variedad de causas y de que cada caso es diferente, puede valorarse el tratamiento de la ambliopía a cualquier edad. Para su tratamiento generalmente se requiere de parches, lentes, gotas, medicamentos; y se requiere de cirugía por ejemplo en catarata, párpados caídos, nistagmo y algunos estrabismos.

Ante los resultados obtenidos a través de la campaña de promoción de demanda inducida realizada en 2016, en la que se demostraron áreas de oportunidad que resulten en la reducción de las cifras de discapacidad visual, se ha propuesto para este año la aplicación de un programa de trabajo de comunicación a los profesionales de la salud y educativos, en las diferentes sedes nacionales, que se realizan este mes y así fortalecer las actividades del Día Mundial de la Visión. Esta medida tiene como finalidad establecer pautas homogéneas e información unificada y relevante que refuercen los siguientes puntos:

Ningún niño más con estrabismo sin tratamiento (bizcos o desvíos oculares), no importa que sea chiquito, prematuro o con alteraciones neurológicas, pueden establecerse medidas de tratamiento.

El tratamiento de ambliopía dirigido por el Oftalmólogo incluye el uso de parches y lentes generalmente.

Todos los niños deben ser revisados de los ojos al nacer (esto lo puede hacer el pediatra y enviar oportunamente ante cualquier problema).

Todos los prematuros deben ser revisados de los ojos a la 4ª semana de vida, y bajo dilatación pupilar.

Todos los niños deben tener los ojos derechos a los 4 meses de vida, algunos diagnósticos de estrabismo se establecen incluso antes.

Todos los problemas oculares tempranos como temblores, sacudidas, falta de fijación, catarata, etc., deben tratarse inmediatamente.

El uso de lentes indicados deben vigilarse para demostrar una evolución visual sana.

Todos los niños deben ser llevados a revisión oftalmológica 1 a 2 veces cada año incluyendo pruebas de binocularidad.

Y TÚ, ¿CÓMO VES?

Para más información puede llamar a los tel.: 55639393, 53350176, o enviar un mail a: mira_oftalmo@yahoo.com.mx

Dra. Silvia Moguel Ancheita
MIRA CENTRO OFTALMOLÓGICO*
Cirujano Oftalmólogo, Estrabólogo, Máster en Neurociencias.
San Francisco 1626-605, Col. Del valle. CDMX. 03100. Tel: 5553350176, 5555242750. www.orozcomoguel.com
E mail: smoguel@prodigy.net.mx

Comentarios

comentarios