Cuando pensamos en gente que corre maratones, lo único que está en nuestra cabeza es que son las personas más saludables que conocemos. Pero esto podría no ser cierto, pues correr un maratón causa un trauma en el cuerpo como si hubieras pasado por una cirugía de corazón reciente.

De acuerdo con un estudio, 80% de los corredores que hacen maratones, terminan con una función renal similar a los pacientes recién salidos de la cirugía del corazón apenas salen de cuidados intensivos. Los riñones de los corredores no quedan permanentemente dañados.

Las muestras de sangre y orina recolectadas de los corredores después de estar en un maratón, tuvieron resultados similares a los pacientes que sufrieron lesiones renales agudas.

Esto puede suceder por una serie de razones.

Inevitablemente se deshidratan los corredores durante un maratón, lo que daña los riñones (esta es la principal parte del cuerpo “traumatizada”). Correr aumenta la temperatura, lo que estresa de más tu cuerpo.

Pero si corres maratones, no te asustes, la química de tu cuerpo vuelve a la normalidad unos días después de correr un maratón. Así que el consejo no es “no corras maratones”, sino que debes respetar tu cuerpo y darle tiempo para descansar.

Comentarios

comentarios