Desde la prohibición de las micro perlas hasta grandes demandas, los exfoliantes han conseguido una muy mala fama. Te explicamos porqué los dermatólogos siguen a su favor y cómo encontrar el mejor para ti.

SI TIENES… PIEL ACNEICA

PRUEBA: un regulador suave con ácido salicílico, que atacará los granitos, y aloe calmante tres veces a la semana, máximo.

PRO TIP: No seas muy agresiva con el acné́, puede causar inflamación y cicatrices, dice el dermatólogo Robert Anolik.

SI TIENES… PUNTOS CAFÉS

PRUEBA: granos con ácido glicólico o láctico, que ayuda a que los puntos se desvanezcan, dos o tres por la semana.

PRO TIP: Los días que sientas que los productos con ácido son demasiados, usa esta mascarilla.

SI TIENES… PIEL SECA

PRUEBA: una fórmula con base en aceite (que se deshará́ de las escamas al mismo tiempo que hidrata) dos veces a la semana.

PRO TIP: “Todos los tipos de piel deberían ponerse una crema humectante después, pero es esencial para la seca”, comenta la dermatóloga Whitney Bowe.

SI TIENES… PIEL GRASA

PRUEBA: uno de carbón tres veces por semana. Lo negro actúa como un imán para sacar el exceso de grasa.

PRO TIP: “No te exfolies de más”, explica la Dra. Bowe. “Podría secar la piel y causar que ésta lo compense produciendo todavía más grasa”.

No más mentiras

MITO: Cada vez que te exfolias creas pequeños cortes en tu piel.

REALIDAD: Si lo usas correctamente, no. Siempre aplícalo al cutis mojado, luego usa las puntas de tus dedos para frotar en movimientos circulares, pero sin apretar.

MITO: Usarlo diario te da luminosidad.

REALIDAD: Es cierto que una capa de piel muerta la apaga, pero exfoliarse muy seguido puede causar piel sensible y enrojecida.

MITO: Los exfoliantes químicos son mejores que los físicos.

REALIDAD: Puedes usar cualquiera, lo más importante es escoger el producto correcto y la frecuencia de uso para tu tipo de piel.

MITO: Son ilegales.

REALIDAD: Los de micro perlas se prohibieron este año, ya que dañan el ambiente.

Se reemplazaron por pulidores naturales, como el arroz, cáscaras de nuez empolvadas o partículas que exfolien, pero que se disuelvan después de utilizar.

Fuente: Cosmopolitan

Comentarios