Dra. Alba Hernández Fundación Mexicana para la Dermatología.

El 20% de los lactantes que usan pañal padecen este tipo de dermatitis. Más de la mitad se resuelve con cuidados en casa, de tal suerte que sólo el 7% de los casos acude a consulta dermatológica, explicó la doctora Alba Hernández, miembro de la Fundación Mexicana para la Dermatología, A. C. (FMD).

Con motivo de la campaña permanente de educación al público La salud de tu piel nos importa, ¡Cuídate, infórmate! que impulsa la Fundación, la especialista detalló que la dermatitis del pañal es una reacción imitativa inflamatoria de la zona cubierta por el pañal, es más frecuente en lactantes de entre los nueve y los12 meses.

Este padecimiento llega a presentarse en las áreas donde el contacto es más directo con el pañal, como genitales externos, nalgas y la región perineal. Con el tiempo de evolución se observa enrojecimiento de la piel (eritema), descamación y, en algunos casos, granitos rojos (pápulas), vesículas y descamación fina.

Dentro de los factores que provocan la dermatitis del pañal está la maceración y humedad excesiva de la capa más superficial de la piel. Esto altera su función de barrera ocasionando mayor susceptibilidad al daño por abrasión, además de permitir la permeabilidad de sustancias irritantes y el desarrollo de microorganismos, como levaduras (hongos), cándida, entre otros.

De igual manera, la fricción piel con piel y/o piel con el pañal explica la presencia de lesiones de eritema que se presentan predominantemente en las superficies convexas, como glúteos, muslos, pubis y genitales.

Es importante acudir al dermatólogo a revisar este tipo de signos. Para evitar y controlar la dermatitis del pañal antes de acudir a la consulta dermatológica, se recomienda cambio continuo del pañal y, en cada uno de estos, mantener el aseo del área con agua y sin jabón, manejando la piel con suavidad y sin fricción.

La orina, junto con la humedad excesiva y el Bacillus Ammoniagenes -que transforma la urea de la orina en amoniaco-, incrementa el ph cutáneo, lo que también contribuye a la pérdida de la función de barrera de la piel.

Las heces fecales contienen varias enzimas que irritan de manera importante la piel. Incluso, la Cándida Albicans -un hongo que se encuentra presente de manera normal en las heces de los niños- invade rápidamente la piel una vez que está macerada, y ha llegado a encontrarse hasta en el 92% de los casos con dermatitis del área del pañal.

Existen otros factores agravantes como un descuido de la piel al no cambiar el pañal de manera constante o usar jabones irritantes, talcos, detergentes o perfumes. Con frecuencia, se abusa del agua, jabón u otros productos que, en algunos casos, llegan a empeorar el cuadro clínico.

Comentarios

comentarios