El agua fría combinada con detergentes, puede dañar tus manos.

Uno de los problemas más recurrentes con los que tienen que lidiar las amas de casa es la dermatitis irritativa crónica de las manos, mejor conocida como dermatitis del ama de casa.

El contacto con irritantes sumado a un ambiente frío, provoca la alteración de la función de protección de la barrera cutánea por agentes irritantes, como los jabones, agua y productos de limpieza alcalinos o ácidos.

 

El agua y los detergentes privan a la piel de los lípidos llamados ceramidas, provocando piel seca y con grietas dolorosas.

 

Debido a que la piel de la mujer es más sensible, la hace más propensa a padecer este tipo de dermatitis, de hecho, después de dar a luz, la piel se vuelve aún más débil debido a la disminución de hormonas.

 

Especialistas indican que el problema se puede solucionar limitando el contacto con el agua y utilizando cremas basadas en polietilenglicoles (emulgentes que ayudan a la mezcla de una sustancia acuosa con una de naturaleza grasa), los cuales absorben la humedad sobrante.

 

También deben utilizar guantes de vinilo para proteger sus manos de la acción irritante de los jabones, no se recomienda el uso de guantes de látex ya que también pueden provocar alergias.

 

Mientras sigas estos sencillos pasos, mantendrás tus manos saludables.

Comentarios

comentarios