Según un estudio publicado en la revista Sexually Transmitted Infections realizado a 7 mil 580 adultos estadounidense, quienes depilan la zona púbica, ya sean hombres o mujeres, tienen una mayor probabilidad de contraer una Enfermedad de Transmisión Sexual que aquellos que no lo hacen.

Las personas que eliminaron todo el vello púbico más de 11 veces al año son 18 % más propensos a contraer una ETS.

La hipótesis radica en que al afeitarse puedes provocarte pequeños rasguños en la piel, lo que podría conducir a una infección.

Entre los participantes del estudio, el 84%de las mujeres y el 66% de los hombres reportaron haber afeitado o recortado el vello púbico, mientras que el 17% confesó que se habían quitado todo el vello púbico al menos una vez al mes.

Comentarios

comentarios