Si estás en ese momento donde a tu pequeño le empiezan a salir los dientes, seguramente está un poco irritable, pero no te preocupes, esto es totalmente normal.

Los dientes normalmente le empiezan a salir a un bebé entre los cuatro y siete meses de edad. Hay casos precoces donde pueden salirle a los tres o, en ocasiones muy excepcionales, nacer con ellos. También puede aparecer de manera tardía hasta el año. Normalmente el primer diente que se asoma es uno de los que se encuentran en la parte inferior en medio.

Los síntomas de que la dentición está empezando son:

  • Irritabilidad
  • Incomodidad
  • Babeo
  • Ganas de morder
  • Inflamación
  • Dolor de encías
  • Problemas para dormir
  • No querer comer

Si tu pequeño muestra estos signos, significa que está creciendo y pasando a una nueva etapa de este proceso. Para hacerlo lo más llevadero posible ayúdalos con lo siguiente:

  • Dale algún objeto para masticar, puede ser un paño húmedo que haya estado un momento en el refrigerador o un juguete especial para esta época.
  • Frota sus encías con un dedo limpio de manera firme, pero suave para aliviar el dolor de manera temporal.
  • Si ya tiene la edad suficiente, dale alimentos fríos sólidos que también le traerán alivio.
  • Acude con tu médico para algún medicamento que pueda disminuir el dolor.

Recuerda siempre ir de mano de tu doctor, se trata del bienestar de tu bebé, así que con cualquier duda o para darle cualquier medicina, acude con él.

Fuente: Babycenter.

Comentarios

comentarios