De acuerdo con estudios y análisis de diversos nutriólogos, si te ejercitas demasiado puedes evitar perder peso.

La explicación es simple: si te ejercitas demasiado, tus niveles de cortisol suben, si a eso le sumas que tu cuerpo se estresa haciendo ejercicio, los niveles de cortisol enloquecen.

Cuando tu cuerpo tiene un nivel alto de cortisol, significa que no puede quemar grasa, ya que se encuentra demasiado ocupado tratando de equilibrar los niveles en tu sistema nervioso.

Con una buena alimentación y cardio ligero como pilates o camina, podrás bajar más kilos que matándote todos los días con ejercicios intensos en el gimnasio.

Comentarios

comentarios