Para la alimentación, los 12 a los 18 meses se vuelve una edad difícil, en la cual los niños ya no quieren comer tanto. Esto sucede por dos razones, la primera, es que, al llegar al año de edad, los niños ya no crecen tan rápidamente por lo cual no necesitan consumir tanto alimento; la segunda, está relacionada con su desarrollo, en esta edad los niños quieren descubrir cosas nuevas, buscar otros objetos por lo cual estar sentados en una mesa los aburre mucho.

Mucha gente cree que la hora de comida es exclusiva para esta actividad, por lo cual no deja que sus hijos hagan ninguna otra actividad, en el futuro se les puede enseñar esto a los niños, pero a los 18 meses todavía no entienden muy bien este hecho y si se aburren, puede estar en peligro su nutrición.

Por esto, es muy importante dejar que los niños jueguen, se entretengan y descubran mientras están comiendo, así se interesarán más en la actividad y tú como mamá estarás más tranquila acerca de su nutrición.

Algunas actividades con las cuales puedes armonizar este momento son:

  • Leerle cuentos que hablen de la alimentación. Así tu bebé se interesará por el tema.
  • Explícales qué están comiendo. El no tener este conocimiento los hace sentir inseguros y no les da confianza comer. Si tú le vas diciendo cada ingrediente que come, lograrás que tenga confianza y también lo interesarás porque está descubriendo cosas nuevas.
  • Mientras tú lo alimentas, deja que sienta los alimentos con los dedos. Así descubrirá nuevas cosas, con colores, texturas, temperaturas y formas, lo que lo llevará a entretenerse.
  • Presenta la comida de forma divertida. Esto lo puedes lograr con distintos colores o haciendo figuras con la comida, así tu hijo se entretendrá.
  • Usa platos decorativos. El hecho de ver a su súper héroe o princesa favorita, entretendrá a tu hijo y comerá más rápido para descubrir la figura bajo su alimento, cámbialos cada día para mantener su interés.

Si no logras que tu hijo coma con estas técnicas no te agobies ni lo agobies, recuerda que para la próxima comida tendrá más apetito.

Fuente: Crecerfeliz.es

Comentarios

comentarios