Si eres de las personas que andan tras las dietas para perder peso, o simplemente te interesas por la alimentación como parte de la vida para permanecer siempre saludable, sea como sea, ya debes estar al tanto que la alcachofa es una hortaliza muy sabrosa, además de esconder entre sus hojas una riqueza increíble de vitaminas, minerales y antioxidantes.

Además de permitirnos alimentarnos saludablemente, y acelerar el metabolismo, la alcachofa es un regalo divino para nuestro organismo, eso explica por qué durante la Edad Media, fue uno de los alimentos más costosos que existían, y por el cual Catalina de Médici pagaba altas fortunas.

Históricamente, se sabe que los griegos y los romanos la consumían. Durante la Edad Media, se introdujo en Inglaterra gracias al rey Enrique VII, cruzando luego el Canal y haciendo que Catalina de Médici fuese una de sus más fervientes consumidoras.

También son conocidas como Cynaras, y son aprovechadas en muchas partes para obtener sus maravillosas propiedades, por ello es posible encontrarlas en tiendas naturales en forma de cápsulas. Sin embargo, si prefieres consumirlas en su presentación natural debes escoger en el supermercado aquella que tenga más peso, y las y más gruesas, en un tono verde claro. Estas son las más saludables.

Veamos a continuación todos los beneficios de este grandioso alimento.

Beneficios de la alcachofa

  • 1. Posee maravillosas propiedades digestivas que la convierten en un ingrediente ideal para el tratamiento de enfermedades como ácido úrico, reuma y problemas de cálculos en la vesícula biliar.
  • 2. Reduce los triglicéridos en sangre, esto la convierte en un remedio valioso para combatir el colesterol malo, pues lo reduce, y al bueno, el HDL, lo aumenta.
  • 3. Nos ayuda a regular el estreñimiento y las diarreas.
  • 4. La alcachofa contribuye en el alivio de  la acidez de estómago, y elimina los dolores, distensiones y molestias.
  • 5. Debido a su poder para reducir el colesterol, las alcachofas ayudan a mejorar los problemas de arteriosclerosis y la tensión alta.
  • 6. Ayuda a cuidar nuestro estómago, hacer la digestión  y contribuye a eliminar el flujo de la bilis.
  • 7. La alcachofa también es utilizada en las dietas, dado que posee fibras y ayuda para controlar el apetito al absorber el agua del estómago, proporcionándonos así una sensación de saciedad.
  • 8. La alcachofa nos aporta un sinfín de vitaminas y minerales: tales como el magnesio, potasio, sodio, hierro, vitaminas A, vitaminas B, además de transformar el azúcar en energía, por ello se convierte en una hortaliza básica para nuestra dieta.
  • 9. Posee cualidades diuréticas, y ayuda a eliminar la retención de líquidos del cuerpo y elimina toxinas, por lo cual se convierte en un alimento ideal para tratar problemas de gota, de artritis, enfermedades hepáticas, problemas circulatorios, y para reducir grasas en caso de obesidad.
  • 10. Recientemente se han efectuado estudios según los cuales debido al ácido cafeico, pantoteico y los flavonoides que posee la alcachofa, esta es muy idónea para prevenir y mejorar algunos tipos de cáncer.

¿Cómo tomar la alcachofa?

La mejor forma para consumirla es al vapor y cocidas. Una vez que estén listas, puedes acompañaras con aceite de oliva y vinagre de manzana. Verás que son  tan sanas como sabrosas.

Si deseas cocinarlas debes primero limpiarlas y recortarlas un poco, especialmente el tallo y la piel exterior. El tallo resulta muy adecuado para preparar sopas y ensaladas.

Si deseas prepararlas hervidas, puedes colocarlas en una olla con agua y añadir posteriormente el juego de 1 o 2 limones, tapas la olla y al momento que el agua comience a hervir, las dejas en cocción por 30 o 40 minutos, a fuego lento. Luego las debes sacar y escurrir. En este momento estarán listas para ser consumidas.

Cómo preparar té de alcachofa adelgazante

Tal como hemos mencionado, la alcachofa suele consumirse usualmente para realizar dietas que son adelgazantes, debido a sus propiedades para saciar el apetito y eliminar líquidos. Una forma de prepararlas para tal fin, es a través de té de alcachofa. Aquí te explicamos cómo debes hacerlo y consumirlo.

Ingredientes

  • 20 gramos de hojas de alcachofa.
  • 1 taza de agua hirviendo.

Preparación

  1. Limpia previamente la hoja de alcachofa y llévala a un cazo con agua hirviendo.
  2.  Déjala hervir durante diez minutos, aproximadamente.
  3. Una vez que hayan pasado diez minutos, retíralas del fuego, escúrrelas y déjalas reposas cinco minutos más.

Cómo tomar el té de alcachofa para adelgazar

  • Puedes tomar hasta 3 tazas diarias.
  • Para que puedas experimentar el efecto saciante de la alcachofa, es recomendable tomar 1 taza de de alcachofa, 30 minutos antes de cada comida. Sin duda, notarás los resultados.

Comentarios

comentarios