Los audífonos son muy cómodos, nos permiten escuchar música en cualquier lugar sin molestar a las personas a nuestro alrededor, pero si se usan de una forma inadecuada, pueden causar daños a largo plazo en la audición.

Los audífonos se deben de utilizar a un volumen adecuado, aparte de que no se deben tener todo el día, ya que tus oídos necesitan descansar, sino puedes tener daño de audición.

Si empiezas a tener pérdida en la audición es importante que vayas a un otorrinolaringólogo o a un audiólogo, para que te hagan pruebas y vean tu situación, así se puede tratar a tiempo. Los síntomas de pérdida de audición son:

  • Se te hace difícil entender lo que las personas dicen
  • Cuando ves tele, le tienes que ajustar el volumen varias veces
  • Tienes que pedirle a las personas que te repitan las cosas constantemente
  • Es incómodo escuchar sonidos agudos

Es normal que al escuchar sonidos de menos de 85 decibeles sea incomodidad, el problema es cuando son otros ruidos que normalmente no dañarían al oído.

Hay varios factores que te pueden dañar los oídos, no sólo los audífonos, la idea es hacer que éstos ya no sean un factor, por ello:

  • Utilízalos a un buen nivel (se debe de escuchar el sonido ambiente)
  • No los utilices todo el día
  • Si puedes poner la música sin audífonos hazlo
  • Utiliza audífonos cómodos y lo menos intrusivos posibles

Estás a tiempo de cuidarte, no dejes que esta oportunidad se vaya y empíezalo a hacer, a largo plazo, agradecerás esta decisión.

Comentarios

comentarios