Después de pasar unas vacaciones en el sol, nuestra piel nos lo recuerda al empezarse a descarapelar. Lo ideal es usar productos especiales para hidratar la piel, pero muchas veces no lo hacemos por falta de tiempo o porque simplemente lo olvidamos. Sin embargo, es muy importante cuidar de nuestra piel después de haber estado expuestos al sol.

A continuación, te damos algunos consejos que puedes seguir cuando tu piel se descarapela.

Cuando empieces a notar que tu piel inicia este proceso, hidrátala tomando un baño de agua fría, lo cual evitará que sigas descarapelándote o por lo menos lo minimizará. Es importante que al secarte tengas cuidado y no frotes la toalla contra tu piel.  Una vez que estés seco, aplica un hidratante que funcione para después de la exposición solar. En caso de que no tengas uno, bastará con utilizar cremas comunes o aloe vera, los cuales podrás aplicar directamente.

Probablemente no lo sabías, pero el descarapelarse también puede ser causante de infecciones. Esto se debe a que la función de la piel es proteger al organismo de factores externos que puedan ser dañinos para el mismo, por ello no debes de tocar la piel durante este proceso.

Hidratar el interior del cuerpo también es importante, por ello es recomendable tomar mucha agua. Lo ideal es consumir de un litro a litro y medio al día. Para lograr este paso a la perfección, también deberás llevar una buena alimentación.

En caso de que la quemadura sea grave, lo mejor será que acudas a un dermatólogo, ya que te dará las indicaciones que debes seguir para tratar el problema y solucionarlo correctamente.

Recuerda que no sólo es necesario cuidar la piel durante primavera y verano, sino que también es importante cuidarla en época de frío, ya que éste la reseca. Por ello, deberías aplicar bloqueador en la cara y en el cuerpo durante todo el año.

Fuente: thehappening.com

Comentarios

comentarios