La flacidez puede ser causada por diversos factores, uno de ellos es el paso del tiempo, pues hace que las proteínas que sostienen y mantienen la piel adherida sobre los músculos, como el colágeno o la elastina, pierdan eficacia.

Otras razones son la obesidad, la falta de ejercicio y una mala alimentación. Para prevenirla, puedes seguir estos tips:

  1. Haz ejercicio. Céntrate en los ejercicios que impliquen un trabajo localizado: musculación, gimnasia localizada con barras, mancuernas o natación.
  2. Báñate después de la actividad física. Si lo haces con agua fría, lograrás tensar la musculatura.
  3. Dieta. Ten una dieta saludable con alto contenido de vitamina A y mucha fibra.
  4. Toma agua. La buena hidratación es fundamental para mantener una piel firme.
  5. Masajes. Con varias sesiones de masajes reafirmantes podrás ayudarle a tu piel a no estar flácida.

Además de esos sencillos pasos, cuídate de la exposición solar, ya que los rayos pueden deteriorar el colágeno y la elastina, además que pueden provocar arrugas y manchas en la piel.

Comentarios

comentarios