Tu personalidad es la representación completa de quien eres frente a los ojos de otros. Por lo tanto, tu piel juega un papel importante en cómo eres percibida. Una piel hermosa y saludable le dirá a los demás que te preocupas lo suficiente por ti misma como para estar perdiendo tiempo en afligirte por todo lo que te rodea, pues eres parte de tu entorno. Según Nutrición Sin Más, esta es la manera de mejorar la composición de tu cuerpo.

Es por eso que gastamos mucho dinero en cosméticos y en salones de belleza para gozar de los tratamientos de piel. Así como existen muchas maneras de retocar tu piel al último minuto, existen muchas otras cosas que puedes hacer a diario para mantener tu piel saludable.

A continuación te presentamos una serie de tips para lucir una piel radiante y saludable:

Mínimo maquillaje

La verdad no es necesario usar siempre rubor, corrector, base o cualquier tipo de maquillaje. Sí, puede hacer que tu piel brille pero, ¿qué pasa con tu piel real? ¿Realmente brilla?

No importa qué tan buena sea la marca que uses, lo creas o no, daña tu piel. Esto no quiere decir que tengas que tomar todo tu maquillaje y arrojarlo a la basura, guárdalo para ocasiones especiales. Para el resto de los días, hidrata y tonifica tu piel. Usa protector solar y deja que respire.

Limpieza facial

Esto lo han dicho millones de veces absolutamente todos los expertos en belleza cuando se les pregunta cómo se puede tener una piel saludable. Incluso si estás demasiado cansada después de una gran fiesta, limpia todo ese sucio y maquillaje antes de dormir, pues tu piel necesita ser liberada de todos esos químicos.

El maquillaje actúa como si tuvieras una máscara apretada sobre tu cara, manteniendo tus poros tapados. Así que si vas a la cama con todo ese maquillaje, lo más seguro es que al otro día te despiertes con algún grano terrible.

Usa bastante protector solar

El protector solar es de uso obligatorio para tu piel. Los rayos del sol son mucho más peligrosos de lo que imaginas. El cáncer de piel, el envejecimiento prematuro, y las erupciones en la piel son producto de la exposición al sol sin ningún tipo de protección. Usa una buena cantidad de protector solar cada vez que vayas a salir.

No te fijes en si hay sol o está demasiado nublado, protege siempre tu piel. Los expertos en belleza también aconsejan el uso del protector solar incluso si te quedas en casa, en el automóvil o incluso en un avión. Esto mantendrá tu piel saludable y te mantendrá lejos de cualquier enfermedad o bronceado desagradable.

Exfolia tu piel

Todos los tips para mantener una piel saludable dicen que debes exfoliar tu piel al menos dos veces a la semana. Esto te ayudará a deshacerte de todas esas células muertas que pueden tapar tus poros y provocar los terribles brotes de acné, puntos negros y espinillas.

Esto también ayudará a mejorar tu complexión, dará brillo a tu piel y la limpiará de toxinas. Eso sí, no lo hagas todos los días, pues puedes hacer que tu piel se vea muy seca.

Hidrátala

Además de mantener tu cuerpo internamente hidratado, es necesario que uses también un buen humectante para hidratar tu piel. Los hidratantes no agregan mucha humedad por sí solos, pero bloquean la humedad presente, por lo que son ideales para mantener tu piel hidratada.

Después de un baño, sigue una rutina para humedecer tu piel y mantenerla hidratada. Antes de ir a dormir, sumerge una toalla en agua tibia y déjala sobre tu rostro durante algunos minutos. De esta manera, los poros de tu piel se abrirán, lo cual permitirá que la crema hidratante penetre en tu piel.

Come bien

Una buena alimentación le da mucha vida a tu piel. De eso no hay duda. Todo, absolutamente todo lo que consumes contribuye a que tengas una piel saludable o no. Disminuye el consumo de azúcar refinada y alimentos procesados.

Agrega alimentos ricos en vitamina C, vitamina A, grasas saludables, tomates, zinc y hierro, fibra y mucha agua. Si quieres conocer los usos y beneficios del aceite de orégano, aquí puedes conocer más.

Como ves no es tan difícil tener una piel saludable, es solo cuestión de mantener una rutina. Ten presente que hoy tu piel puede lucir bien, pero si no comienzas a cuidarla desde ya, verás las consecuencias en el futuro.

Comentarios

comentarios