No sé si a ustedes les paso, pero desde que yo era chiquita, familiares y maestras me decían que mascar chicle era muy malo para mí. Cuando les preguntaba las razones, no tenían respuesta, por lo cual siempre me quedó la duda ¿en verdad es malo masticar chicle? A continuación te explicamos las consecuencias que esta acción tiene para tu salud.

  • Aumenta el consumo de chatarra. Aunque sí es verdad que mascar chicle reduce tu apetito, se han hecho estudios donde se comprobó que las personas que consumen chicle, se alimentan con comida menos sana que aquellas que no lo mascan.
  • Posibilidad de tener trastorno de la Articulación Temporamandibular. Al estar en un constante movimiento de la mandíbula para masticar el chicle, los músculos de esta zona se pueden desequilibrar, llegando a esta dolorosa condición crónica.
  • Problemas gastrointestinales. Al masticar chicle, ingerimos más aire, lo que causa problemas como dolor o hinchazón muscular. Aparte, esta actividad envía señales físicas al cuerpo ya que lo engaña y cree que está a punto de recibir alimentos, por lo que las encinas y los ácidos se activan y al no recibir comida, dañan al estómago.
  • Daño en los dientes. Los chicles con azúcar cubrirán a los dientes de esta sustancia y podrán generar caries. Si no tienen azúcar, tienen saborizantes y conservadores que también los pueden dañar.
  • Empastes de mercurio. Si tiene empastes de mercurio, cada vez que se mastica, esta neurotoxina es liberada de los empastes al cuerpo.
  • Relacionado con dolor de cabezas en adolescentes. Varios estudios han demostrado que masticar chicles en la adolescencia puede generar dolor de cabeza, por lo cual es mejor disminuir su consumo.

Así que ahora ya sabes qué le hace el chicle a tu salud. Evita masticarlo, ya que las maestras y familiares tenían razón, te hacen daño.

Fuente:Mercola.com

Comentarios

comentarios