GLAUCOMA

CON DIABETES 40% MÁS PROPENSAS

  • TIEMPO DE DIABETES
  • ES COMÚN QUE EL GLAUCOMA AUMENTE CON LA EDAD

El glaucoma ocurre cuando aumenta la presión en el ojo. En la mayoría de los casos, la presión causa que el humor acuoso drene más lentamente, de manera que se acumula en la cámara anterior. La presión aplasta los vasos sanguíneos que llevan sangre a la retina y el nervio óptico.

Hay varios tratamientos para el glaucoma. Algunos usan medicamentos para reducir la presión en el ojo, mientras que otros requieren cirugía.

Se pierde la visión gradualmente porque se daña la retina y el nervio.

CATARATAS

CON DIABETES, 60% MÁS COMÚN

  • AFECTA A MENOR EDAD
  • AVANZA MÁS RÁPIDO

Con cataratas, el lente claro del ojo se nubla, bloqueando la luz. Para un caso leve de cataratas, es posible que debe ponerse gafas de sol con más frecuencia y usar gafas con lentes antirreflejo. En el caso de cataratas que interfieren mucho con la visión, los médicos generalmente extraen el lente del ojo. A veces al placiente le trasplantan un nuevo lente.

El lente claro del ojo se nubla bloqueando la luz.

RETINOPATÍA

NO PROLIFERATIVA:

El tipo más común, los vasos capilares en la parte trasera del ojo se hinchan y forman bolsas. Ésta puede tener tres etapas (leve, moderada y severa), a medida que se obstruyen más y más vasos sanguíneos.

PROLIFERATIVA:

Después de varios años, avanza y se convierte en un tipo más serio, llamado retinopatía proliferativa. Con este tipo, hay tanto daño a los vasos sanguíneos que éstos de cierran. En respuesta, comienzan a crecer nuevos vasos sanguíneos en la retina. Estos nuevos vasos son débiles y pueden tener fugas de sangre, lo que bloquea la visión y se denomina hemorragia vítrea. Los nuevos vasos sanguíneos también pueden causar cicatrices. Cuando las cicatrices se encogen, pueden distorsionar la retina o jalarla fuera de lugar, un trastorno llamado desprendimiento de retina.

EDEMA MACULAR

CUANDO LA MÁCULA SE HINCHA CON LÍQUIDO
A pesar de que la retinopatía por lo general no es causa de pérdida de visión en esta etapa, las paredes capilares pueden perder la capacidad de controlar el flujo de las sustancias entre la sangre y la retina. Puede haber fugas de líquido a la parte del ojo donde ocurre el enfoque, la mácula. Cuando la mácula se hincha con líquido, una afección llamada edema macular, la visión se vuelve borrosa y se puede perder del todo. Si bien la retinopatía no proliferativa generalmente no requiere tratamiento, es necesario tratar el edema macular, pero afortunadamente, el tratamiento generalmente logra detener y a veces revertir la pérdida de la visión.

La visión se vuelve borrosa y se puede perder todo.

Fuente: Asociación Americana de Diabetes

Comentarios

comentarios