Fuente: Mejor con salud

Los puntos negros son células muertas mezcladas con grasa que se van oscureciendo por la oxidación que ocurre cuando tienen contacto con el medio ambiente. Pueden aparecer en diferentes lugares de la cara, mejillas, mentón, alrededor de los labios, pero comúnmente aparecen en la nariz.

Los puntos negros son muy molestos ya que son difíciles de quitar puede ver desarreglada la persona que los tiene. No siempre están relacionados con el acné o con la adolescencia, sino con la grasa que hay en la piel, por lo cual es más común tenerlos durante los meses de calor.

Lo primero que debemos recordar para quitar los puntos negros o evitar que aparezcan, es la limpieza, lavarse la cara con agua fría por lo menos dos veces al día, en las mañanas y en la noche, evitarán que se acumule la grasa y suciedad en la cara, ya que mantendrá los poros limpios y cerrados. También tiene mucho que ver con dormirse con la cara maquillada, tapa los poros, haciendo que haya mayor número de puntos negros.

Dependiendo del tipo de piel que tengamos, será el número necesario de veces que hay que lavarse la cara, para pieles muy grasosas debemos recordar hacer este proceso lo más seguido posible.

¿Cómo eliminar los puntos negros con métodos caseros?

Hay varias formas de quitarse los puntos negros que no necesitan de una intervención del dermatólogo, algunas son más difíciles de realizar que otras, pero con todas puedes ver cambios notables.

  • Usa pegamento. Compra un pegamento no tóxico que se usa en las escuelas, después vaporiza tu cara con ayuda de una toalla húmeda caliente, pon el pegamento, al secarse retíralo como si fuera una cinta, de esta forma se podrán quitar las raíces de los puntos.
  • Quita uno por uno. Esto se logra después de un baño con agua caliente, ésta hace que se expandan los poros. Oprime con suavidad y lentamente para que salgan. Pero para que esto funcione deben de ser puntos negros no profundos.
  • Usa un exfoliante suave. Éste sirve para sacar todas las células muertas de la cara, puede ser comprado o hecho en casa. Después de retirarla completamente con agua caliente, da pequeños golpes sobre las zonas con puntos negros con algodón, así éstos saldrán.
  • Usa un cepillo de dientes. Que el cepillo sea sólo para este fin, con éste limpia la cara, ya sea con ayuda de un dentífrico o un producto de limpieza, cepilla las partes afectadas antes de irte a dormir y lava esa zona, el cepillo hay que limpiarlo lo mejor posible diariamente.
  • Usa alcohol. Coloca una toalla en agua hirviendo y después ponla sobre tu rostro por diez minutos si que te queme, seguido de eso lava tu rostro con jabón neutro y enjuágate con agua tibia para que se cierre los poros. Al final colócate crema humectante sin aceite. Al final coloca alcohol y masajéate por cinco minutos, no te olvides de enjuagar al final.

Comentarios

comentarios