La concentración es necesaria para obtener para ser mejores en la escuela, trabajo, deportes e incluso para disfrutar las actividades recreativas. Es la clave para sacar el máximo provecho y lograr el éxito.

 

¿Cómo aumentar la concentración?

 

  • Evita las interrupciones. De ser posible, busca un lugar aislado y cómodo para trabajar. Con buena luz, ventilación y sin teléfono o demasiado ruido. Ojo, porque a menudo una interrupción o un sonido pueden resultar más interesantes que la tarea que tenemos entre manos, o convertirse en un rescate muy oportuno, o un buen justificante para aplazar una tarea difícil.
  • Haz una cosa después de otra. No empieces otra actividad hasta no concluyas la primera. Te ayudará a organizarte de manera inteligente. Mantén la cabeza fría y la mente flexible. Aprovecha las horas en que tienes más energía, desarrolla la perseverancia y permítete una pausa de tiempo.
  • Observa tu comportamiento sin criticarte para tomar más conciencia de tu nivel de concentración. Desde el momento en que te das cuenta de que te hace falta, tu comportamiento mejora.
  • Limita el tiempo de concentración o fija un objetivo inmediato. Así, nuestra mente estará ocupada de tal forma que no le quede más tiempo para distraerse. Plantéate objetivos como “dentro de diez minutos quiero tener preparada una buena respuesta, precisa y cordial, para la reclamación que ha planteado este cliente”.

Comentarios

comentarios