Todos tenemos alguna comida chatarra favorita que al comerlo nos hace sentir completamente felices, pero ¿te has preguntado si realmente es felicidad?

La comida chatarra tiene un alto contenido de grasas saturadas, grasa trans, azúcar, químicos y no cuenta con vitaminas ni minerales. Todo esto resulta en la baja de niveles de serotonina, en otras palabras, depresión.

Asimismo, la comida chatarra es causante de sobrepeso, lo cual genera otros padecimientos como problemas cardiovasculares e hiperacidez, la cual a su vez da paso a la osteoporosis, artritis, enfermedades del corazón, retención de líquidos, colitis y propensión al cáncer. Esto puede solucionarse llevando una dieta saludable y rica en alimentos alcalinos, es decir, alimentos naturales y crudos.

Estudios como The Public Health Nutrition vincula a la comida chatarra con la depresión, ya que realizó un estudio en el que se comprobó que los consumidores de este tipo de comida tienen 51% más de probabilidades de tener depresión que los que no la consumen o lo hacen de manera moderada.

Al frenar la producción de la serotonina, hormona del placer, la comida chatarra afecta a 121 millones de personas en el mundo. Por ello es importante tomar conciencia y consumir más alimentos como brócoli, pescado y semillas.

Fuente: revistamoi.com

Comentarios

comentarios